La escucha consciente es un acto de atención y generosidad hacia el otro. Es asimismo un acto de hospitalidad, pues a través de la escucha cedemos un espacio en la mente y en el corazón, y eso se parece al hecho de acoger a un huésped invisible y hacer un hueco en el que éste quepa.

 

Escuchar es también una incursión en la interioridad del otro al tiempo que se trasgreden y amplían los propios límites. Quien escucha, apacigua su alma.

Para escuchar necesitamos neutralizar las interferencias interiores y exteriores que obstaculizan el encuentro con el otro. Y para ello tenemos que hacer el acto deliberado de escuchar.

En dicha escucha generamos un espacio en el que pueden manifestarse las emociones y revivirse los recuerdos, percibirse las intuiciones y abrirse paso a la libradora comprensión que en sí misma constituye el objetivo profundo del proceso de ayuda.

Como seres humanos, tenemos la necesidad primigenia de ser escuchados y, en este sentido, la escucha posee un gran poder terapéutico. Esto se manifiesta gracias a que la escucha profunda genera un espacio libre de juicios y pleno de aceptación, un espacio que permite al escuchado recorrer por sí mismo el camino interior de una ampliadora comprensión.

 

Escuchar es recibir incondicionalmente lo que la otra persona expresa; es, en este sentido…

“Una expresión de amor” (Tara Brach).

fuente 

“Puedes tocar la eternidad en el momento presente y el cosmos en la palma de tu mano”
Thich Nhat Hanh

El Mindfulness es un camino que nos conduce hacia nosotros mismos, abriéndonos a la vida, al corazón pleno, mediante el cultivo de la Atención, la Observación y la práctica de la Meditación. Desarrolla en nosotros la comprensión y la sabiduría, el arte de vivir conscientemente el aquí y ahora sin juzgar, con apertura, amabilidad y amor. Sentir el momento presente, dejar que la vida nos penetre, conectar con nosotros mismos, el mundo… en el instante. Aprender a observar nuestras acciones, nuestros pensamientos, emociones , nuestras reacciones… nos despierta a una Conciencia más amplia, espaciosa y sabia… extendiéndose a toda nuestra vida. Así podemos apreciar la riqueza, la grandeza y el esplendor de nuestros momentos presentes. Así entramos en contacto con nuestras posibilidades, la capacidad coherente y creadora de nuestro pleno potencial.

Dejar de funcionar con el piloto automático de nuestra mente para actualizar el piloto manual, nos ayuda a ver las causas, los efectos y la interconexión de todas las cosas.

La Meditación es estar dispuesto a escuchar con atención tu propia voz, tu propio corazón, tu respiración. No se trata en expulsar ni luchar contra tus pensamientos. Se trata de darles espacio, observarlos y dejarlos ir. Es permitirte estar donde estás, presente para ti, aquí y ahora. Meditar es ser testigo imparcial de ti mismo, de tu propia experiencia, sin tener que ir a ningún lado, sin esperar nada mejor, ni hacer nada especial. Permitirte ser, en ese instante.

Mindfulness es apertura, aceptación, escucha y soltar. Mindfulness es llegar a ser uno mismo y dejar de ser lo que uno no es. La atención Plena nos ayuda a entrar en contacto con las plenitud de nuestro ser por medio de la autoobservación, la autoindagación y la acción atenta.

Nuestro cuerpo es un campo de entrenamiento perfecto. Está siempre con nosotros. Nuestra respiración es la gran maestra y a la vez esa doctora que nos estabiliza ante una conflicto, una tormenta emocional. Nuestra respiración es un soporte excelente, el aterrizaje directo al momento presente, el eficaz anclaje al aquí y ahora, la maestra para aprender el cultivo de nuestra atención y observación.

Nuestra vida, la vida…transcurre en el ahora, en cada nuevo instante.

Observamos el cuerpo, el funcionamiento de la mente, nuestras emociones fluctuantes… y así nos damos la posibilidad de conocer y saber que nos sucede, comprendernos, acogernos y liberarnos.

“Tu Conciencia es un espacio inmenso en el que vivir”
Jon Kabat-Zinn

A cada instante se nos ofrece la oportunidad de despertar, de volver a nacer.
Ser amables, bondadosos despierta nuestra compasión, nuestro amor innatos. Esta es una condición esencial para establecer contacto con nosotros. La expansión y apertura de nuestro corazón nos conecta con la alegría inherente de vivir.
Mindfulness despierta nuestra conciencia, la cual permanecía dormida y aparentemente ausente. Confiar, en la vida, en el propio potencial interior.

“Sólo amanece el dia para el que estamos despiertos”
Henri David Thoreau

Despertar al ahora, amarnos a nosotros mismos, sanar nuestra percepción y cambiar nuestras lentes borrosas para ver la realidad con una nueva mirada, unos nuevos ojos de la mano de nuestra Conciencia sin alejarnos de nuestro cuerpo, nuestra respiración y de este corazón que entre todos compartimos en el momento presente.

“El verdadero viaje al autodescubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en mirar con ojos nuevos”
Marcel Proust

No somos nuestros pensamientos, nuestras emociones ni nuestro dolor. Ese es nuestro camino, nuestro viaje hacia el encuentro de nosotros mismos. Cada instante es un nuevo paso hacia ese destino interior, hacia la liberación del sufrimiento desde la conciencia del momento presente.

Fuente Aquí

La paciencia es una forma de sabiduría.

Demuestra que comprendemos y aceptamos el hecho de que, a veces, las cosas se tengan que desplegar cuando les toca. Un niño puede intentar ayudar, rompiendo la crisálida, a que una mariposa salga, aunque, por regla general, la mariposa no resulte en nada beneficiada por el esfuerzo. Cualquier adulto sabe que la mariposa sólo puede salir al exterior cuando le llega el momento y que no puede acelerarse el proceso.

De la misma manera, cuando practicamos la atención plena, cultivamos la paciencia hacia nuestra propia mente y nuestro propio cuerpo.

De forma expresa, nos recordamos que no hay necesidad alguna de impacientarnos con nosotros mismos por encontrar que nuestra mente se pasa el tiempo juzgando, o porque estemos tensos, nerviosos o asustados, o por haber practicado durante algún tiempo sin aparentes resultados positivos.

Nos hemos concedido un espacio para tener esas experiencias. ¿ Por qué? ¡Porque de todas maneras las vamos a tener¡ Cuando lleguen constituirán nuestra realidad, serán una parte de nuestra vida que se despliegua en ese momento, de modo que tratémonos a nosotros mismos tan bien al menos como trataríamos a la mariposa.

¿Por qué pasar a la carrera en algún momento para llegar a los demás, a otros “mejores”?. Después de todo, cada uno de ellos constituye nuestra vida en ese instante.

Cuando practicamos estar así con nosotros mismos, estamos destinados a encontarnos con que nuestra mente posee “ una mente propia “.

Una de las actividades favoritas de la mente es vagar por el pasado y el futuro y perderse en pensar. Algunos de sus pensamientos son agradables: otros, dolorosos y generadores de intranquilidad. En cualquiera de los casos, el mero hecho de pensar ejerce un fuerte tirón en nuestra conciencia. La mayoría de las veces, nuestros pensamientos arrollan nuestra percepción del momento actual y hacen que perdamos nuestra conexión con el presente.

La paciencia puede ser una cualidad especialmente útil para invocarla cuando la mente está agitada y puede ayudarnos a aceptar lo errático de ésta recordándonos que no tenemos por qué arrastrarnos a sus viajes. En realidad, nos ayuda a recordar que lo que es verdad es precisamente lo contrario.

Tener paciencia consiste sencillamente en estar totalmente abierto a cada momento, aceptándolo en su plenitud y sabiendo que, al igual que en el caso de la mariposa, las cosas se descubren cuando les toca.

FUENTE: Kabat-Zinn, John (2.004): “Vivir con plenitud las crísis”. Editorial Kairos

Como todos los niños ya han escrito sus cartas para ustedes, quiero pedir especialmente por los “niños grandes”, los adultos . No quiero pedirles nada material. Creo que para conseguir todo lo que queramos, es más importante “tener” otras cosas, o “ser” de una determinada manera o actitud.

Pensando en las bondades de la infancia, pido a Sus Majestades que recuperemos…

… la habilidad que teníamos cuando éramos niños de ilusionarnos con cualquier cosa;

el encanto infantil de las sonrisas de oreja a oreja;

que riamos con facilidad hasta que no podamos más;

el disfrutar de cada momento;

el insistir e insistir cuando no consigamos algo, hasta conseguirlo;

la inocencia necesaria para aceptar retos u oportunidades que una experiencia negativa hace que rechacemos;

la facilidad de hacer amigos y amigas por donde quiera que vayamos;

la facilidad para perdonar de un modo tan auténtico;

el querer tan intensamente a los demás y de forma desinteresada e inocente;

la curiosidad por conocer nuestro mundo, a preguntar y cuestionar sanamente;

la ilusión, la energía, las ganas de hacer cosas…

el querer jugar el juego de la Vida con ganas, energía e ilusión con las personas que queremos, e incluso con las que apenas conocemos.

No he mencionado todo lo bueno que tenemos en esa época de nuestras vidas, pero estoy seguro de que Sus Majestades me han comprendido perfectamente. Saben que me refiero a que, en definitiva, recuperemos lo mejor que teníamos cuando éramos niños y niñas, y que lo sepamos aunar a lo mejor que tenemos como adultos.

Que seamos, por tanto, la mejor versión posible de nosotros mismos.

Fuente http://www.neoparadigmas.com/2012/01/05/carta-a-los-reyes-magos-2012/

Estas son algunas de las propuestas para los primeros meses del año entrante y os invitamos a participar de ellas. Es nuestra pequeña aportación para hacer de este mundo un espacio más acogedor.
Siempre seréis bienvenidos!!
PROXIMAS ACTIVIDADES 
ENERO
dia 13
KUNG FU PARA NIÑOS con Gerard izquierdo (Inici trimestre)
Práctica que ayuda al desarrollo de las capacidades motoras de los niños
dias 16 y 17
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL II con Bernard Grangeteau Ducongé
La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original
dia 18
SOM DONES, SOM MARES (Inici)
Un tiempo para expresar, sentir y conectar con nosotras y entre nosotras.
dia 21
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 23
SER MUJER DESPUES DE LOS 40. La Menopausia. Haz de ella tu aliada
dia 24
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
RESPIRAR BIEN PARA VIVIR BIEN Charla informativa
dia 31 EL COACH Y LA RUEDA DE LA VIDA Charla informativa
FEBRERO
dias 6 y 7
CURSO DE REIKI USUI HUMANISTICO NIVEL I Reiki tradicional con herramientas complementarias (Constelaciones, PNL y Aurasoma)
dia 11
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 13
TRIENA. CONSTELACIONES FAMILIARES Intervención terapéutica que permite observar los comportamientos del sistema familiar.
dia 20
EL CLOWN QUE HAY EN TI Taller para conocer a nuestro clown interno. Él nos ofrece la libertat para ser auténticos.
dia 21
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
dies 27 y 28
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL III con Bernard Grangeteau Ducongé La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original

Este año vivimos el tiempo de Navidad entre colores de primavera. Las temperaturas van y vienen de la misma manera que las emociones nos transitan por inesperados caminos, el cielo azul se impone hasta borrar todas las tonalidades grises y apagadas como si la Vida quisiera explicarnos alguna cosa.

Nosotros, en Essència, cogemos este pensamiento para enfocarnos hacia el 2016 y nos quedamos con la certeza que, en el mundo, las oscuridades están de paso.

Os deseamos una Navidad llena de gozo y de esperanza.

El curso ha comenzado y rápidamente nos percatamos que, aun a pesar de todos los esfuerzos y las buenas intenciones del periodo vacacional, la cotidianidad se impone con incómoda autoridad.
¿Qué podríamos hacer para gestionar mejor toda esta vorágine de actividades, inquietudes y estrés?
Lo que no depende directamente de nosotros se hace más complicado pero si intentamos ordenar prioridades, equilibrar necesidades y reser var un pequeño tiempo para escucharnos, todo se vuelve más confortable y descubrimos un día a día lleno de pequeños instantes a disfrutar.
En Essència apostamos por el bienestar de las personas en todos sus entornos pero dedicamos especial atención al ámbito familiar. Por este motivo insistimos y seguiremos insistiendo en proponer actividades, talleres y dinámicas que fomenten la buena comunicación, la empatía, el respeto y la confianza a efectos de construir la familia como un espacio seguro y protegido.
Seguimos con el proyecto
CRECER i SABERSE , el ARTETERAPIA , incorporamos clases de KUNG FU para niños entre 6 y 9 años, tenemos clases semanales de YOGA EN FAMILIA y ofrecemos DINAMIZACION y ANIMACION en encuentros escolares o familiares. Todo ello desde una perspectiva lúdica y de buena salud emocional.
Si os atrae la idea y participáis de nuestros enfoques y maneras os invitamos a asistir el dia 2 de OCTUBRE a las 20H a la presentación del nuevo curso, programa y calendario
(si venís con los niños les dejaremos una sala donde proyectaremos una película mientras dura nuestro encuentro)
Sera un placer contar con vosotros y disfrutar de la compañía de vuestros hijos. Os invitamos también a extender esta información si tenéis conoc imiento de otras familias que puedan estar interesadas.
Hagamos de la familia un espacio seguro y protegido!!

ESTA CIUDAD NO ESTABA HABITADA POR PERSONAS, COMO TODAS LAS DEMÁS CIUDADES DEL PLANETA. ESTA CIUDAD ESTABA HABITADA POR POZOS. POZOS VIVIENTES…PERO POZOS AL FIN.

 Los pozos se diferenciaban entre sí, no solo por el lugar en el que estaban excavados sino también por el brocal (la abertura que los conectaba con el exterior). Había pozos pudientes y ostentosos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra.

 La comunicación entre los habitantes de la ciudad era de brocal a brocal y las noticias cundían rápidamente, de punta a punta del poblado.

 Un día llegó a la ciudad una “moda” que seguramente había nacido en algún pueblito humano: La nueva idea señalaba que todo ser viviente que se precie debería cuidar mucho más lo interior que lo exterior. Lo importante no es lo superficial sino el contenido.

 Así fue como los pozos empezaron a llenarse de cosas. Algunos se llenaban de cosas, monedas de oro y piedras preciosas. Otros, más prácticos, se llenaron de electrodomésticos y aparatos mecánicos. Algunos más optaron por el arte y fueron llenándose de pinturas, pianos de cola y sofisticadas esculturas posmodernas. Finalmente los intelectuales se llenaron de libros, de manifiestos ideológicos y de revistas especializadas.

PASÓ EL TIEMPO. LA MAYORÍA DE LOS POZOS SE LLENARON A TAL PUNTO QUE YA NO PUDIERON INCORPORAR NADA MÁS.

 Los pozos no eran todos iguales así que, si bien algunos se conformaron, hubo otros que pensaron que debían hacer algo para seguir metiendo cosas en su interior… Alguno de ellos fue el primero: en lugar de apretar el contenido, se le ocurrió aumentar su capacidad ensanchándose.

 No paso mucho tiempo antes de que la idea fuera imitada, todos los pozos gastaban gran parte de sus energías en ensancharse para poder hacer más espacio en su interior.

 Un pozo, pequeño y alejado del centro de la ciudad, empezó a ver a sus camaradas ensanchándose desmedidamente. El pensó que si seguían hinchándose de tal manera, pronto se confundirían los bordes y cada uno perdería su identidad…

 QUIZÁS A PARTIR DE ESTA IDEA SE LE OCURRIÓ QUE OTRA MANERA DE AUMENTAR SU CAPACIDAD ERA CRECER, PERO NO A LO ANCHO SINO HACIA LO PROFUNDO. HACERSE MÁS HONDO EN LUGAR DE MÁS ANCHO.

 Pronto se dio cuenta que todo lo que tenía dentro de él le imposibilitaba la tarea de profundizar. Si quería ser más profundo debía vaciarse de todo contenido… Al principio tuvo miedo al vacío, pero luego, cuando vio que no había otra posibilidad, lo hizo. Vacío de posesiones, el pozo empezó a volverse profundo, mientras los demás se apoderaban de las cosas de las que él se había deshecho…

 Un día , sorpresivamente el pozo que crecía hacia adentro tuvo una sorpresa: adentro, muy adentro , y muy en el fondo encontró agua!!!.

 NUNCA ANTES OTRO POZO HABÍA ENCONTRADO AGUA…

 El pozo supero la sorpresa y empezó a jugar con el agua del fondo, humedeciendo las paredes, salpicando los bordes y por último sacando agua hacia fuera. La ciudad nunca había sido regada más que por la lluvia, que de hecho era bastante escasa, así que la tierra alrededor del pozo, revitalizada por el agua, empezó a despertar. Las semillas de sus entrañas, brotaron en pasto, en tréboles, en flores, y en tronquitos endebles que se volvieron árboles después… La vida explotó en colores alrededor del alejado pozo al que empezaron a llamar “El Vergel”.

 Todos le preguntaban cómo había conseguido el milagro. -Ningún milagro- contestaba el Vergel- hay que buscar en el interior, hacia lo profundo… Muchos quisieron seguir el ejemplo del Vergel, pero desecharon la idea cuando se dieron cuenta de que para ir más profundo debían renunciar a todo lo material que habían atesorado. Siguieron ensanchándose cada vez más para llenarse de más y más cosas…

 En la otra punta de la ciudad, otro pozo, decidió correr también el riesgo del vacío… Y también empezó a profundizar…

 Y también llegó al agua… Y también salpicó hacia fuera creando un segundo oasis verde en el pueblo…

 -¿Qué harás cuando se termine el agua?- le preguntaban. -No sé lo que pasará- contestaba- Pero, por ahora, cuánto más agua saco, más agua hay. Pasaron unos cuantos meses antes del gran descubrimiento.

 Un día, casi por casualidad, los dos pozos se dieron cuenta de que el agua que habían encontrado en el fondo de sí mismos era la misma…Que el mismo río subterráneo que pasaba por uno inundaba la profundidad del otro.

 Se dieron cuenta de que se abría para ellos una nueva vida. No sólo podían comunicarse, de brocal a brocal, superficialmente, como todos los demás, sino que la búsqueda les había deparado un nuevo y secreto punto de contacto:

 LA COMUNICACIÓN PROFUNDA QUE SÓLO CONSIGUEN ENTRE SÍ, AQUELLOS QUE TIENEN EL CORAJE DE VACIARSE DE CONTENIDOS Y BUSCAR EN LO PROFUNDO DE SU SER LO QUE TIENEN PARA DAR…

Tshunulama era una muchacha que sentía su corazón esclavizado por una relación de amor. Y por más lágrimas que sus ojos derramaban, y por más que su mente le decía que tenía que soltar y nacer a la verdadera independencia, su corazón no sabía cómo salir del torturador apego que padecía. Noche tras noche, tan solo experimentaba un recuerdo obsesivo de aquel hombre ante el que se sentía ignorada y humillada.
Tshunulama se había convertido en una esclava del recuerdo, agarrada a una cuerda de su memoria, de la que no podía soltar su mano aferrada. Soltar…Tan sólo de pensarlo el miedo aterrador la invadía.
Pero un buen día soñó con un anciano de ojos profundos y de mirada familiar y sabia que le decía:
–Basta, no temas, suelta la cuerda que ata tu vida y esclaviza tu alma.
–No puedo– respondió Tshunulama, viéndose a sí misma colgada de aquella cuerda–. Me da miedo, caería, siento que me moriría… es superior a mí.
–No es así –contestó él–. Desde que tu corazón se siente esclavo, has dejado de vivir tu propia vida. Eres capaz de soltar. Cuando lo hagas, sabes en lo más profundo que sentirás un gozo intenso y la paz que mereces.
Tshunulama sintió que podía ver con claridad sus miedos:
–“¿Deseo realmente la libertad y la autonomía como para arriesgar lo que tanto aprecio? ¿Cómo puedo estar segura? ¿Qué quiero realmente de la vida? ¿Para qué he nacido?”. Sin darse cuenta, su mente se ensanchaba… Poco a poco, comenzó a sentir sus dedos más sueltos y empezó a permitir que algo profundo aflojara su mano aferrada, mientras sentía una brisa de paz.
Confiando en su intuición, aflojó el último dedo y, de pronto, observó que nada sucedía. Comprobó que permanecía exactamente donde estaba, y entonces se dió cuenta, atónita, de que había estado todo el tiempo sobre el suelo. Sus miedos tan sólo habían existido en su mente… Podía salir, abrir puertas y ventanas, y respirar la fuerza de la vida en su interior. Todo el Universo renacía en el rostro sonriente de una nueva Tshunulama.

Extraído del libro Cuentos para aprender a aprender, de José María Doria (Gaia Ediciones).

Durante el dia de hoy busca 5 minutos para sentarte con la espalda recta y las piernas paralelas. Despues de varias respiraciones conscientes con los ojos cerrados, regálate las 3 ESES

SUELTA recorre tu cuerpo soltando cualquier tensión y diciéndote internamente sueltaaaaaaaaa!

SONRIE  haz sonreir a tu cuerpo y a tus órganos tal y como lo hace tu cara

SIENTE toma conciencia y reconoce cambios y sensaciones interiores tras la sonrisa de todas tus células