Comprendiendo y acompañando al niño a través del arte

Es fundamental desarrollar la creatividad en los niños desde los primeros años, ya que los niños creativos confían más en si mismos, están más motivados y llenos de ideas, tienen más capacidad para expresarse, responden de forma creativa y saben acoger las propuestas de actividades de aprendizaje de forma activa. Se relacionan mejor y desarrollan una capacidad de empatía y auto empatía. 

Arteterapia con adultos que trabajan con niños

La presencia del arte en muchas escuelas es mínima, esta en general poco valorada. El adulto que en su infancia ha experimentado poco el hecho de crear, o tiene una relación o recuerdos dolorosos, no podrá acompañar el niño en su proceso de creación, influirá en su trabajo con los niños lo que puede potenciar o bloquear su creatividad.

Para los niños, el arte es un medio de expresión y comunicación, es el lenguaje que utiliza el niño desde los primeros años de vida, algo que lleva innato, que no necesita aprender, es una de las manifestaciones más placenteras, espontáneas e inocentes que existen, surgiendo incluso antes que la palabra. Desaparece poco a poco con el juicio, el “miedo a hacer mal”

Desde este lenguaje artístico el niño nos transmite sus emociones, nos cuenta lo que va aprendiendo, el mundo que le envuelve y como es su relación con él. Por ello, podemos decir que el arte es una importante herramienta para acercarnos al niño y desde allí acompañarlo en su proceso educativo, y en su desarrollo emocional.

El hecho de trabajar con personas que acompañan niños en el día día amplia la mirada del adulto y le ayuda a tomar conciencia de su posicionamiento ante los niños, para que desde esta nueva perspectiva pueda liberar o potenciar su actuación con los niños.

Trabajamos cómo acompañar, guiar y observar al niño en su proceso de desarrollo, dejando de lado el objetivo de un resultado artístico para enfocarnos en un resultado creativo. Fomentamos la creatividad del adulto proporcionándole un espacio seguro de respeto y tolerancia, sin juicios de valor ante las creaciones que allí se realizan.

A través del juego, el adulto se conecta con su propia creatividad, se crea un espacio lúdico donde se suelta, conecta con su niñez y su vulnerabilidad, esa misma que permite conectarse verdaderamente con el otro

Abordamos estudios históricos y nuevos que se hicieron sobre la potencia del arte para ayudar a los niños, trabajamos nuestra propia historia artística, el valor que le damos, la importancia del juego, el dibujo de los niños, cómo crear un espacio de confianza y diálogo … a través de diferentes herramientas artísticas para observar, comprender, acompañar y acercarnos al niño con la mirada artística (Clown, plastilina, pintura, teatro, música, movimiento, etc.).

La parte teórica es muy breve, sobretodo experimentamos para que el adulto pueda luego acompañar al niño es importante que lo haya vivido desde su propia vivencia.

Guiados y acompañados siempre por el arte terapeuta de un modo sutil y respetuoso, facilitando que el adulto llegue satisfactoriamente al final de su aventura con “una nueva caja de herramientas” para compartir, y ayudar a los niños.

Comparteix amb: