Crónica del taller Respiración y Sufísmo

Como buen sufí, Carlos Velasco es un hijo del instante. Sus talleres tienen como punto de partida una necesaria presentación explicativa que, durará mas o menos tiempo según lo que tarde el grupo en homogeneizarse. Las pausas y los silencios le conducen, sin duda alguna, a los espacios de trabajo mas coherentes en relación al equipo que se ha creado.

Este fin de semana, en las tres propuestas que se han planteado hemos tenido ocasión de comprobarlo: momentos diferentes , asistentes desiguales, ejercicios distintos pero siempre con evidentes resultados de apertura de conciencia, clara mejoría en la respiración, mayor bienestar general etc.

Se ha practicado con el autodiagnosis sobre la propia mecánica del respirar, observando el comportamiento del propio cuerpo y detectando y liberando tensiones musculares que dificultan su oxigenación en deterioro de la salud tanto física como emocional. Hemos comprobado también que respirando correctamente influimos muy directamente en la voz mejorando su tono, su volumen y su proyección.

Un taller muy bien aprovechado, útil, instructivo y placentero.

Click aquí para ver más actividades de Carlos Velasco en Essència

Comparte con: