El poder del Mantra

1 comments

Un mantra puede ser una sílaba, una palabra o una frase pronunciada en una de las lenguas sagradas (como el sánscrito o el gurbani) o a veces el español, y eleva o modifica la conciencia a través de su significado, sonido, ritmo y tono.

Los mantras desempeñan un papel muy destacado en kundalini yoga, ya que producen un efecto inmediato y muy eficaz. “Mantra” significa “hacer vibrar la mente”, pues se trata de la proyección del sonido. Los mantras se enmarcan en un conjunto de enseñanzas conocidas como “Shabad Guru”. “Shabd” significa “lo que corta el ego”, mientras que “guru” significa “lo que lleva de la oscuridad a la luz”. Se suele creer que “guru” significa “profesor”. Un guru puede ser un profesor,  pero en esencia la palabra se prefiere al viaje, que consiste en ir descubriendo el conocimiento. Una persona se convierte en guru cuando posee ese conocimiento, que sólo será la clave para la transformación si la persona lo enseña.

El ego no constituye un aspecto negativo de nosotros mismos, sino que simplemente nos limita y descuida. Cuando uno se aferra al ego como si constituyera su verdadera naturaleza, siembra dolor, infelicidad y problemas. Nuestra auténtica realidad está más allá del ego; nuestra auténtica realidad es muy abundante yno conoce fronteras. Colocarse en el ojo del huracán es lo más seguro para escapar de la destrucción. En una época de cambios en la que reina el caos, hay que ir al centro de la tormenta. Para ello, hay que utilizar la mente neutral, que sofoca las reacciones conscientes y subconscientes al ego. Shabd Guru transforma a la persona eliminando barreras que erigen las necesidades del ego.

Al utilizar los mantras la conciencia asciende al nivel del rey y los ángeles se convierten en nuestros servidores. las palabras tienen mucho poder. Todo lo que uno dice pasa a formar parte de los Registros Akásicos y luego se le devuelve. Los Registros Akásicos almacenan la energía de cada palabra, deuda , acción y reacción que se hayan pronunciado o producido nunca. Todo lo que ha sucedido en el mundo ha quedado registrado energéticamente y este proceso seguirá produciéndose mientras haya vida.

Uno recoge lo que siembra: es una ley universal.

Los mantras nos permiten neutralizar los pensamientos, lo que resulta indispensable para limpiar la mente subconsciente.

La ciencia del Naad

Algunos de los mantras se recitan en Gurbani, un idioma basado en la milenaria ciencia del Naad. En el paladar superior de la boca tenemos 84 puntos meridianos. Al golpear el paladar con la lengua se estimulan. al mismo tiempo, el movimiento rotatorio de la lengua estimula determinadas zonas del hipotálamo; esto activa la secreción de las glándulas pituitaria y pineal y modifica la composición química del cerebro. la mayor presencia de la secreción de estas glándulas en el cerebro equilibra la personalidad, el carácter y la psique.

Cuando una persona pronuncia una palabra positiva, se fortalecen el cuerpo y el aura. Las palabras negativas, en cambio, debilitan. Hablar mal de uno mismo o de los demás destruye. Nuestra felicidad depende de nuestra capacidad para concentrarnos en pensamientos elevados.

Todos nuestros pensamientos están formados por frecuencias vibratorias. Las ondas de pensamiento determinan el programa que “ejecuta” la mente. El programa que decidamos seguir se convertirá en nuestra vibración y eso es lo que proyectaremos a los demás. Podemos elegir lo que elegimos ser siempre que queramos.

Al recitar un mantra, elegimos invocar el poder positivo que contienen sus sílabas. La corriente sonora puede acabar con casi cualquier pensamiento negativo de la psique. No importa que no entendamos su significado. Estamos creando, con cada palabra que pronunciamos, con cada pensamiento que pensamos. Cada vibración que enviamos nos acaba siendo devuelta.

“El Universo es el Uni-Verso. Somos todos un único sonido”

Comparte con: