MOVIMIENTO INTEGRAL. CERVICALES

El Movimiento Integral es un técnica de corrección postural suave y respetuosa con el cuerpo que consigue cambios duraderos.
Tomamos conciencia de la tensión y la liberamos trabajando todo el cuerpo ya que los músculos del cuerpo funcionan como un solo equipo.
Conseguimos más libertad de movimientos y mejoramos la posición de nuestras vértebras.

Apto para personas con patologías cervicales como hernias discales, protrusiones, hiperlordosis, latigazo, cervicales rectificadas, bruxismo, etc.

Te proponemos un taller de 5 sesiones en las que trabajaremos en profundidad tus cervicales, eso si, con suavidad.

1ª SESION-CONTACTO CON TACTO:Primer contacto suave, tomar consciencia de cómo están mis cervicales, y cómo funcionan con el resto del cuerpo.Aprenderemos a relajarlas y soltar la tensión del cuello sin brusquedades.

2ª SESION-DANDO ESPACIO:En esta sesión trabajaremos la curva cervical, buscando corregirla y dar espacio a las vértebras.

3ª SESION-PAPADA: Los músculos de delante del cuello también tienen su papel. Estirar detrás para ganar tono delante.

4ª SESION-CERVICALES Y OMOPLATOS:La posición de los omóplatos es básica para un buen tono en el cuello. A menudo nos quejamos del cuello y la tensión está en el trapecio, en los hombros.

5ª SESION-CERVICALES Y MANDIBULA: Es imposible un buen tono en la nuca si nuestra mandíbula está tensa. Aprender a soltar y recolocar la mandíbula es básico para relajar el cuello.