Tag: Conciencia

¿Te suena familiar ?

No tengo tiempo, no puedo,

si lo hago me odiarán,

no se como hacerlo,

siempre tengo mala suerte,

no vale la pena, no es el momento,

ya es tarde,

me faltan recursos económicos …..

Estas son las excusas mas frecuentes. Romper la rutina cuesta,

pero no es imposible.

Cuando digo : no tengo tiempo, significa muchas veces, no tengo ganas o no
es suficientemente importante para mí. Un día el tiempo ya no te tendrá.
Solo tenemos control sobre lo que se hace dentro de este tiempo, pero no
podemos controlar el tiempo.

Doy prioridades a cosas que me son familiares y salir de esta „comodidad“
requiere disciplina, no viene regalado.

A veces lo comparo con la tabla de multiplicar, hay que aprenderla de
memoria, no hay otra opción.

Lo mismo pasa con la rutina, hay que poner voluntad, solo no va a cambiar
nada.

Otra excusa que escucho con frecuencia es : No puedo.

Un „ no puedo“ es a menudo un „no quiero“.

¿Realmente lo has probado suficientemente?

¿Has pedido ayuda?

¿Te has informado bien?

Todos hemos aprendido de andar, aunque nos hemos caído cientos de veces y
nunca nos ocurrió decir: no lo voy a lograr, lo dejo! No! lo hemos intentado
una y otra vez , hasta conseguirlo.

La motivación es algo esencial. Hay que rodearse también con gente motivada
y disciplinada que apoyan tus visiones. Es casi imposible cambiar, cuando tu
entorno no cree en ti y te ponen trabas constantemente.

Las resistencias al cambio, también tienen que ver con:

¿Que van a pensar de mi? Es muy egoísta hacer lo que quiero, o no puedo
defraudar a los demás!

Todo esto son creencias que te frenan.

¿Te pones en tu vida siempre al final de la cola? ¿ Te parece que los demás
son mas importantes que tu? Si piensas así, entonces esto tiene un precio,
cuando no hacemos lo que sentimos, crece la frustración y la rabia. Es como
si llenaras un barril con esas emociones negativos y un día, menos esperado
reaccionas totalmente incontrolado, que al final te causa justo estos
problemas que querías evitar.

 

La opinión que tienes de ti misma se refleja en la gente de tu entorno. Si
puedes verlo así, se convierte en una gran ayuda. Entiendes que la gente que
te rechaza te pone en contacto con tu propio rechazo hacia ti.

Te abre una puerta hacia la libertad, porque de repente ya no te sientes
víctima o que no puedes hacer nada para cambiar tu vida.

 

Así que rompe tus reglas, sal de tu „zona de confort“ y prueba nuevos
caminos.

Si necesitas ayuda ponte en contacto conmigo.

La escucha consciente es un acto de atención y generosidad hacia el otro. Es asimismo un acto de hospitalidad, pues a través de la escucha cedemos un espacio en la mente y en el corazón, y eso se parece al hecho de acoger a un huésped invisible y hacer un hueco en el que éste quepa.

 

Escuchar es también una incursión en la interioridad del otro al tiempo que se trasgreden y amplían los propios límites. Quien escucha, apacigua su alma.

Para escuchar necesitamos neutralizar las interferencias interiores y exteriores que obstaculizan el encuentro con el otro. Y para ello tenemos que hacer el acto deliberado de escuchar.

En dicha escucha generamos un espacio en el que pueden manifestarse las emociones y revivirse los recuerdos, percibirse las intuiciones y abrirse paso a la libradora comprensión que en sí misma constituye el objetivo profundo del proceso de ayuda.

Como seres humanos, tenemos la necesidad primigenia de ser escuchados y, en este sentido, la escucha posee un gran poder terapéutico. Esto se manifiesta gracias a que la escucha profunda genera un espacio libre de juicios y pleno de aceptación, un espacio que permite al escuchado recorrer por sí mismo el camino interior de una ampliadora comprensión.

 

Escuchar es recibir incondicionalmente lo que la otra persona expresa; es, en este sentido…

“Una expresión de amor” (Tara Brach).

fuente 

“Puedes tocar la eternidad en el momento presente y el cosmos en la palma de tu mano”
Thich Nhat Hanh

El Mindfulness es un camino que nos conduce hacia nosotros mismos, abriéndonos a la vida, al corazón pleno, mediante el cultivo de la Atención, la Observación y la práctica de la Meditación. Desarrolla en nosotros la comprensión y la sabiduría, el arte de vivir conscientemente el aquí y ahora sin juzgar, con apertura, amabilidad y amor. Sentir el momento presente, dejar que la vida nos penetre, conectar con nosotros mismos, el mundo… en el instante. Aprender a observar nuestras acciones, nuestros pensamientos, emociones , nuestras reacciones… nos despierta a una Conciencia más amplia, espaciosa y sabia… extendiéndose a toda nuestra vida. Así podemos apreciar la riqueza, la grandeza y el esplendor de nuestros momentos presentes. Así entramos en contacto con nuestras posibilidades, la capacidad coherente y creadora de nuestro pleno potencial.

Dejar de funcionar con el piloto automático de nuestra mente para actualizar el piloto manual, nos ayuda a ver las causas, los efectos y la interconexión de todas las cosas.

La Meditación es estar dispuesto a escuchar con atención tu propia voz, tu propio corazón, tu respiración. No se trata en expulsar ni luchar contra tus pensamientos. Se trata de darles espacio, observarlos y dejarlos ir. Es permitirte estar donde estás, presente para ti, aquí y ahora. Meditar es ser testigo imparcial de ti mismo, de tu propia experiencia, sin tener que ir a ningún lado, sin esperar nada mejor, ni hacer nada especial. Permitirte ser, en ese instante.

Mindfulness es apertura, aceptación, escucha y soltar. Mindfulness es llegar a ser uno mismo y dejar de ser lo que uno no es. La atención Plena nos ayuda a entrar en contacto con las plenitud de nuestro ser por medio de la autoobservación, la autoindagación y la acción atenta.

Nuestro cuerpo es un campo de entrenamiento perfecto. Está siempre con nosotros. Nuestra respiración es la gran maestra y a la vez esa doctora que nos estabiliza ante una conflicto, una tormenta emocional. Nuestra respiración es un soporte excelente, el aterrizaje directo al momento presente, el eficaz anclaje al aquí y ahora, la maestra para aprender el cultivo de nuestra atención y observación.

Nuestra vida, la vida…transcurre en el ahora, en cada nuevo instante.

Observamos el cuerpo, el funcionamiento de la mente, nuestras emociones fluctuantes… y así nos damos la posibilidad de conocer y saber que nos sucede, comprendernos, acogernos y liberarnos.

“Tu Conciencia es un espacio inmenso en el que vivir”
Jon Kabat-Zinn

A cada instante se nos ofrece la oportunidad de despertar, de volver a nacer.
Ser amables, bondadosos despierta nuestra compasión, nuestro amor innatos. Esta es una condición esencial para establecer contacto con nosotros. La expansión y apertura de nuestro corazón nos conecta con la alegría inherente de vivir.
Mindfulness despierta nuestra conciencia, la cual permanecía dormida y aparentemente ausente. Confiar, en la vida, en el propio potencial interior.

“Sólo amanece el dia para el que estamos despiertos”
Henri David Thoreau

Despertar al ahora, amarnos a nosotros mismos, sanar nuestra percepción y cambiar nuestras lentes borrosas para ver la realidad con una nueva mirada, unos nuevos ojos de la mano de nuestra Conciencia sin alejarnos de nuestro cuerpo, nuestra respiración y de este corazón que entre todos compartimos en el momento presente.

“El verdadero viaje al autodescubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en mirar con ojos nuevos”
Marcel Proust

No somos nuestros pensamientos, nuestras emociones ni nuestro dolor. Ese es nuestro camino, nuestro viaje hacia el encuentro de nosotros mismos. Cada instante es un nuevo paso hacia ese destino interior, hacia la liberación del sufrimiento desde la conciencia del momento presente.

Fuente Aquí

La paciencia es una forma de sabiduría.

Demuestra que comprendemos y aceptamos el hecho de que, a veces, las cosas se tengan que desplegar cuando les toca. Un niño puede intentar ayudar, rompiendo la crisálida, a que una mariposa salga, aunque, por regla general, la mariposa no resulte en nada beneficiada por el esfuerzo. Cualquier adulto sabe que la mariposa sólo puede salir al exterior cuando le llega el momento y que no puede acelerarse el proceso.

De la misma manera, cuando practicamos la atención plena, cultivamos la paciencia hacia nuestra propia mente y nuestro propio cuerpo.

De forma expresa, nos recordamos que no hay necesidad alguna de impacientarnos con nosotros mismos por encontrar que nuestra mente se pasa el tiempo juzgando, o porque estemos tensos, nerviosos o asustados, o por haber practicado durante algún tiempo sin aparentes resultados positivos.

Nos hemos concedido un espacio para tener esas experiencias. ¿ Por qué? ¡Porque de todas maneras las vamos a tener¡ Cuando lleguen constituirán nuestra realidad, serán una parte de nuestra vida que se despliegua en ese momento, de modo que tratémonos a nosotros mismos tan bien al menos como trataríamos a la mariposa.

¿Por qué pasar a la carrera en algún momento para llegar a los demás, a otros “mejores”?. Después de todo, cada uno de ellos constituye nuestra vida en ese instante.

Cuando practicamos estar así con nosotros mismos, estamos destinados a encontarnos con que nuestra mente posee “ una mente propia “.

Una de las actividades favoritas de la mente es vagar por el pasado y el futuro y perderse en pensar. Algunos de sus pensamientos son agradables: otros, dolorosos y generadores de intranquilidad. En cualquiera de los casos, el mero hecho de pensar ejerce un fuerte tirón en nuestra conciencia. La mayoría de las veces, nuestros pensamientos arrollan nuestra percepción del momento actual y hacen que perdamos nuestra conexión con el presente.

La paciencia puede ser una cualidad especialmente útil para invocarla cuando la mente está agitada y puede ayudarnos a aceptar lo errático de ésta recordándonos que no tenemos por qué arrastrarnos a sus viajes. En realidad, nos ayuda a recordar que lo que es verdad es precisamente lo contrario.

Tener paciencia consiste sencillamente en estar totalmente abierto a cada momento, aceptándolo en su plenitud y sabiendo que, al igual que en el caso de la mariposa, las cosas se descubren cuando les toca.

FUENTE: Kabat-Zinn, John (2.004): “Vivir con plenitud las crísis”. Editorial Kairos

Como todos los niños ya han escrito sus cartas para ustedes, quiero pedir especialmente por los “niños grandes”, los adultos . No quiero pedirles nada material. Creo que para conseguir todo lo que queramos, es más importante “tener” otras cosas, o “ser” de una determinada manera o actitud.

Pensando en las bondades de la infancia, pido a Sus Majestades que recuperemos…

… la habilidad que teníamos cuando éramos niños de ilusionarnos con cualquier cosa;

el encanto infantil de las sonrisas de oreja a oreja;

que riamos con facilidad hasta que no podamos más;

el disfrutar de cada momento;

el insistir e insistir cuando no consigamos algo, hasta conseguirlo;

la inocencia necesaria para aceptar retos u oportunidades que una experiencia negativa hace que rechacemos;

la facilidad de hacer amigos y amigas por donde quiera que vayamos;

la facilidad para perdonar de un modo tan auténtico;

el querer tan intensamente a los demás y de forma desinteresada e inocente;

la curiosidad por conocer nuestro mundo, a preguntar y cuestionar sanamente;

la ilusión, la energía, las ganas de hacer cosas…

el querer jugar el juego de la Vida con ganas, energía e ilusión con las personas que queremos, e incluso con las que apenas conocemos.

No he mencionado todo lo bueno que tenemos en esa época de nuestras vidas, pero estoy seguro de que Sus Majestades me han comprendido perfectamente. Saben que me refiero a que, en definitiva, recuperemos lo mejor que teníamos cuando éramos niños y niñas, y que lo sepamos aunar a lo mejor que tenemos como adultos.

Que seamos, por tanto, la mejor versión posible de nosotros mismos.

Fuente http://www.neoparadigmas.com/2012/01/05/carta-a-los-reyes-magos-2012/

Estas son algunas de las propuestas para los primeros meses del año entrante y os invitamos a participar de ellas. Es nuestra pequeña aportación para hacer de este mundo un espacio más acogedor.
Siempre seréis bienvenidos!!
PROXIMAS ACTIVIDADES 
ENERO
dia 13
KUNG FU PARA NIÑOS con Gerard izquierdo (Inici trimestre)
Práctica que ayuda al desarrollo de las capacidades motoras de los niños
dias 16 y 17
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL II con Bernard Grangeteau Ducongé
La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original
dia 18
SOM DONES, SOM MARES (Inici)
Un tiempo para expresar, sentir y conectar con nosotras y entre nosotras.
dia 21
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 23
SER MUJER DESPUES DE LOS 40. La Menopausia. Haz de ella tu aliada
dia 24
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
RESPIRAR BIEN PARA VIVIR BIEN Charla informativa
dia 31 EL COACH Y LA RUEDA DE LA VIDA Charla informativa
FEBRERO
dias 6 y 7
CURSO DE REIKI USUI HUMANISTICO NIVEL I Reiki tradicional con herramientas complementarias (Constelaciones, PNL y Aurasoma)
dia 11
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 13
TRIENA. CONSTELACIONES FAMILIARES Intervención terapéutica que permite observar los comportamientos del sistema familiar.
dia 20
EL CLOWN QUE HAY EN TI Taller para conocer a nuestro clown interno. Él nos ofrece la libertat para ser auténticos.
dia 21
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
dies 27 y 28
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL III con Bernard Grangeteau Ducongé La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original

Este año vivimos el tiempo de Navidad entre colores de primavera. Las temperaturas van y vienen de la misma manera que las emociones nos transitan por inesperados caminos, el cielo azul se impone hasta borrar todas las tonalidades grises y apagadas como si la Vida quisiera explicarnos alguna cosa.

Nosotros, en Essència, cogemos este pensamiento para enfocarnos hacia el 2016 y nos quedamos con la certeza que, en el mundo, las oscuridades están de paso.

Os deseamos una Navidad llena de gozo y de esperanza.

Nos cuidamos como padres para saber cuidar a nuetros hijos

BIENVENIDOS A LA VIDA!

Compartiendo nueva maternidad
Hablaremos de las propias necesidades y de como conseguir el equilibrio que nos permitirá, desde un amor limpio, relacionarnos con nuestros niños.

El arte de ser padres
Un espacio de cuidado para los que cuidan. Aprendiendo y compartiendo ser padres

Disfrutamos en familia
Actividades diversas que sirven para explorar sensaciones y emociones en un espacio familiar y colectivo a la vez.

Tuvimos el placer de contar con la presencia de Vashista, con su gran poder que surge de unos pies bien enraizados y la virtud de llamar a las cosas por su nombre, despertando polémica y creando una VERDADERA auto responsabilización.

En la Charla habló del Amor bien entendido como la respuesta justa y necesaria en cada momento. Amor es equilibrio y la Meditación es un atajo para encontralo.

En el Taller tuvimos la oportunidad de sanar aspectos de nuestra vida mediante las dinámicas, el aprender a escuchar, escucharnos y el darnos cuenta de nuestra responsabilidad como un “responder con habilidad”, acompañados amorosamente por él y por su gran bagaje.

En un lejano paraje de sol y de paz, se hallaba un escritor de nombre Cronom que vivía junto a un pequeño poblado de pescadores. Su vida era tranquila y de todos era conocido que gozaba del respeto y la estima de las personas que lo conocían.

Cronom, amante de los silencios y de la contemplación de la naturaleza, todas las mañanas solía caminar al alba por la orilla del mar, observando el disco solar que pleno de vida y fuerza le enviaba las más bellas inspiraciones.

Sucedió que un día, aparentemente como todos, encontrándose paseando por aquella desierta playa, de pronto, divisó a una joven que, por sus movimientos, parecía estar bailando sobre la orilla. Poco a poco, conforme se fue acercando, comprobó que se trataba de una hermosa muchacha que recogía las estrellas de mar que hallaba en la arena y, las devolvía al Océano con gracia y ligereza.

“¿Por qué hace eso?” Preguntó el escritor un tanto intrigado.

“¿No se da usted cuenta?” Replicó la joven. “Con este sol de verano, si las estrellas se quedan aquí en la playa, se secarán y morirán.”

El escritor no pudiendo reprimir una sonrisa, contestó: “Joven, existen miles de kilómetros de costa y centenares de miles de estrellas de mar… ¿Qué consigue con eso? Usted sólo devuelve unas pocas al océano”

La joven tomando otra estrella en su mano y mirándola fijamente, dijo:

“Tal vez, pero para ésta ya he conseguido algo…” y la lanzó al mar. Al instante le dedicó una amplia sonrisa y siguió su camino.

Aquella noche, el escritor no pudo dormir… Finalmente cuando llegó el alba, salió de su casa, buscó a la joven a lo largo de aquella playa dorada, se reunió con ella y, sin decir palabra,

Comenzó a recoger estrellas y devolverlas al mar.

© Texto perteneciente al libro del Autor
Cuentos para Aprender a Aprender “

www.jmdoria.com