Tag: Noticias

Estas son algunas de las propuestas para los primeros meses del año entrante y os invitamos a participar de ellas. Es nuestra pequeña aportación para hacer de este mundo un espacio más acogedor.
Siempre seréis bienvenidos!!
PROXIMAS ACTIVIDADES 
ENERO
dia 13
KUNG FU PARA NIÑOS con Gerard izquierdo (Inici trimestre)
Práctica que ayuda al desarrollo de las capacidades motoras de los niños
dias 16 y 17
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL II con Bernard Grangeteau Ducongé
La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original
dia 18
SOM DONES, SOM MARES (Inici)
Un tiempo para expresar, sentir y conectar con nosotras y entre nosotras.
dia 21
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 23
SER MUJER DESPUES DE LOS 40. La Menopausia. Haz de ella tu aliada
dia 24
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
RESPIRAR BIEN PARA VIVIR BIEN Charla informativa
dia 31 EL COACH Y LA RUEDA DE LA VIDA Charla informativa
FEBRERO
dias 6 y 7
CURSO DE REIKI USUI HUMANISTICO NIVEL I Reiki tradicional con herramientas complementarias (Constelaciones, PNL y Aurasoma)
dia 11
PSICOTERAPIA RESPIRATORIA, Taller de iniciación
dia 13
TRIENA. CONSTELACIONES FAMILIARES Intervención terapéutica que permite observar los comportamientos del sistema familiar.
dia 20
EL CLOWN QUE HAY EN TI Taller para conocer a nuestro clown interno. Él nos ofrece la libertat para ser auténticos.
dia 21
CREIXER i SABER-SE Espacio infantil para niños entre 5 y 12 años
dies 27 y 28
LA INTELIGENCIA COSMICA NIVEL III con Bernard Grangeteau Ducongé La inteligencia còsmica nos conduce a encontrar nuevamente nuestra esencia original

Por Joana Garcia- Educadora de Visión Natural-Método Bates

El Método Bates, un método para recuperar la visión creado por el Dr. W. H. Bates en los Estados Unidos hace casi cien años y bautizado inicialmente como método de ”Entrenamiento Visual o Mejora Natural de la Visión”. Este oftalmòlogo constató que la vista no es constante, es decir que fluctúa en función del estado físico y emocional de la persona. Después de numerosas investigaciones, diseñó un eficaz proceso educativo que es en realidad una disciplina holistica que ya ha ayudado a resolver problemas visuales de millones de personas en todo el mundo.

En que se basa?

Bates se dio cuenta que la gente que tenía problemas visuales, usaba los ojos de una forma distinta, observó sobre todo que los ojos no se movían (mirada fija), que había tensión excesiva en los músculos extraoculares y que también faltaba centralización. Los tres principios básicos son:

1 Movimiento
Un ojo que ve bien es un ojo que se mueve, pues esta es la naturaleza del ojo. El ojo normal se mueve continuadamente, realizando los llamados movimientos sacàdicos, que son muy rápidos e involuntarios. Pueden llegar a ser de la orden de 60 mov/sg. Si estos movimientos se ralentitzan, perderemos nitidez, aumentará la borrosidad.
2 Relajación
Para poder hacer todos estos movimientos, el ojo tiene que estar relajado. Son dos funciones que se retroalimentan. Sin relajación, no hay bastante movimiento y viceversa. Hoy en día con el uso abusivo que hacemos de los aparatos electrónicos (ordenadores, teléfonos móviles, TV, etc.), los ojos trabajan en exceso y no se relajan. Pensamos que cuando vamos a dormir se relajarán, pero no es así. Hay que poner conciència y voluntad en la relajación.
3 Centralización
El ojo tiene capacidad para ver nítido sólo en un lugar muy pequeño de la retina, la fóvea centralis. Cuando enfocamos una cosa que está en linea con la fóvea, podremos ver esta cosa o parte de la misma de forma nítida y es lol que denominamos visión centralizada. Todo lo que se proyecte fuera de la fóvea, se verá borroso y es lo que se llama visión periférica. La percepción de ambas visiones, centralizada y periférica simultáneamente, es un sintoma del buen uso de los ojos.

Consejos prácticos para usar los ojos de forma natural

  1. Parpadear: El simple hecho de parpadear a menudo, es un magnífico hábito para mantener los ojos hidratados y para evitar la “fijación”. Hace falta que sea un parpadeo suave, como el batido de las alas de una mariposa, de forma que si ponemos las yemas de los dedos a los templos, no tenemos que notar ningún movimiento. El parpadeo es producido sólo por los músculos de los párpados.
  2. Percepción de la periferia. Siempre que estamos enfocando algo, podemos percibir esta cosa más nítida que el resto, pero igualmente, somos capaces de captar con nuestra visión periférica todo el que hay alrededor aunque no podemos ver muchos detalles. Esta capacidad de nuestra visión es fundamental para mantener la vista en buen estado. Consiste al tener siempre presente todo nuestro campo visual de una manera jerárquica, es decir, viendo más nítido aquello que estoy enfocando y más borroso el resto.
  3. Percepción de la periferia en movimiento. Es el mismo principio de antes, pero en vez de percibir la periferia de forma estática, la percibimos cuando estamos en movimiento. Si estamos presentes, podemos captar como si fuera el entorno quien se mueve y no nosotros. Muy fácil de percibir cuando vamos en coche o en tren, pero también cuando andamos, o simplemente cuando hagamos movimientos con la cabeza. Todo esto enriquece mucho la percepción visual y despierta el interés para mirar las cosas y los detalles. Además, reeduca al cerebro a ampliar sus  registros visuales.
  4. Relajación: Fundamental para poder captar todo el que hemos hablado. Siempre tenemos que tener los ojos relajados y esto hace falta reaprenderlo  con voluntad y constancia. Nos cubriremos los ojos con las manos y descansaremos en la oscuridad y el calor que nos aportan. Hacer esto tantas veces  al día como sientas que tus ojos lo necesitan.

La primera semana de Septiembre tuvimos la posibilidad de organizar un pequeño Casal por las mañanas con niños de entre 5 y 10 años.

De entrada queremos dar las gracias a los padres que nos han confiado sus hijos con quienes hemos compartido ratos creativos, distendidas y divertidas.

Por parte nuestra tendríamos que decir que incluso nos han sido instructivas, puesto que el que un adulto puede aprender de la transparencia de un niño es tanto que nos deja boquiabiertos. Su pureza impregna el aire y cuando sintonizamos con ellos y nos permitimos comunicarnos utilizando un lenguaje respetuoso y común toda la magia de las relaciones se hace posible.

Cómo que el resultado ha sido del todo satisfactorio tanto para nosotros, como para los niños como para los padres, hemos decidido que a lo largo del curso iremos proponiendo otras actividades que podrán ser semanales o mensuales.

Nuestra intención es ir señalizando un trayecto, pleno de infinitas posibilidades, porque ellos puedan ir descubriendo sus recursos y sepan dibujar su particular camino. Nuestra idea es hacerlos participar en dinámicas enfocadas hacia la atención al lenguaje del cuerpo, a la atención del propio sentir y a la atención al momento para mantener viva y activa toda la red de potencialidades que tienen.

Entendemos que nuestra propuesta no es un grupo de terapia sino una serie de dinámicas de intención que tienen como fruto un resultado terapéutico.

Foto Casalet setembre    Foto 2 Casalet setembre

“Hay tantos caminos hacia Allah como respiraciones en las criaturas”. Ibn al Arabí

En este taller trataremos de descubrir a través de la respiración sufí y de la Psicoterapia respiratoria todo aquello que nos acongoja, que nos oprime, intentaremos vencerlo y aunar cuerpo y conciencia, respiración y mente para expandirnos y hacer nuestro centro más presente.

Como decía al-Gazzali: ‘Un conocimiento sin práctica es locura, la práctica sin conocimiento, inutilidad’ por lo que experimentaremos juntos la importancia de la respiración, así como la meditación sufí. El ser conscientes de nuestra respiración nos ayuda a ser conscientes de nosotros mismos. Somos hijos del instante, deberíamos encontrar la armonía en todo momento en nuestro alrededor. La respiración es fuente de vida y ahí radica su importancia. En la inspiración y la espiración, en la expansión y contracción del cuerpo y del espíritu, siendo un nexo entre ellos.

Por eso, en este taller, tras una pequeña introducción y un taller más explicativo, se realizaran practicas en grupo, para finalizar realizando meditación sufí.

¿Sabes si inhalas la suficiente cantidad de aire? ¿Sabes siquiera si respiras cómo es correcto? No, pues no te pierdas nuestra actividad del fin de semana del 18 al 20 de Octubre en la que descubrirás cómo respiras.

Una práctica regular nos permite experimentar un fortalecimiento y mejora de: el sistema inmunológico, la vitalidad glandular, el sistema nervioso, la circulación, y reconocer nuestros hábitos y como nos afectan.

Desde sus inicios el Yoga, aunque de forma diferente en cada uno, nos permite restablecer la energía de cada persona. Con el Kundalini Yoga podemos despertar nuestra propia naturaleza, nuestra propia energía. Nos permite obtener una mayor consciencia sobre nosotros, nuestros actos y hábitos, así como fortalecer y mejorar nuestra salud.

El Yoga es una ciencia y una tradición cuyas raíces se encuentran en la India Antigua, se ha ido desarrollando a través de varios miles de años por lo que abarca la sabiduría destilada por muchos maestros de muchos lugares y tiempos. Todo ese conocimiento fue trasmitido cuidadosamente mediante la tradición oral de Maestro a discípulo. El Maestro hablaba y el estudiante memorizaba y practicaba. Aunque el Yoga procede geográficamente de India, su sabiduría ancestral es universal y eterna.

El Yoga, aunque significa algo diferente para cada persona, se asienta en restablecer la Unidad inherente a cada uno, en volver a la Fuente, en alcanzar la maestría del Ser. A lo largo de la Historia se fueron desarrollando numerosas técnicas que se convirtieron en lo que conocemos como Ramas del Yoga según el aspecto en el que se especializaban, pero “Tal como todos los ríos terminan en el océano, todo yoga termina por elevar la kundalini. ¿Qué es la kundalini? Es el potencial creativo del ser humano” Yogui Bhajan

¿Qué es Kundalini Yoga?

Kundalini también lo podemos definir como el potencial, la reserva de energía autoconsciente que permanece dormida en cada uno de nosotros.

El Kundalini Yoga es la tecnología especializada para despertar dicha consciencia y dar al practicante una experiencia de su ser original. Cada uno podemos experimentar nuestra capacidad y realidad de una forma limitada. El proceso de “crecer” con Kundalini Yoga es el despliegue natural de nuestra propia naturaleza. Las limitaciones y trabas a este crecimiento radican en nuestros apegos a la familiaridad del pasado y al temor de lo desconocido en nosotros mismos. Con una práctica regular el beneficio se acumula pudiéndose experimentar un fortalecimiento del sistema inmunológico, vitalidad glandular, un sistema nervioso resistente, buena circulación y una mayor conciencia sobre el cómo nos afectan nuestros hábitos.

Kundalini Yoga es una tecnología para hoy y para el futuro, para personas que trabajan y tienen una familia. Hay un arte y una ciencia yóguica para cada momento de la vida humana: Levantarse por la mañana, irse a dormir, comer, respirar, relacionarse, comunicar… cada aspecto de la existencia humana puede contemplarse a la luz del Yoga. Este legado de conocimiento técnico y espiritual es el que Yogui Bhajan estudió, dominó en India y como un regalo lo trajo a occidente.

Si no escuchamos a nuestro cuerpo, tiene que chillar, se ha de modificar para que tomemos consciencia de él.

El autoconocimiento y el reconocernos a nosotros mismos, nos permite poder identificar los problemas y las virtudes, darles un espacio para que se expresen y así poder reconocer y gozar con mayor intensidad los placeres que la vida nos depara.

Como individuos, somos un ‘self‘ formado por multitud de partes. Cuando las partes que no nos gustan son más que aquellas que nos agradan, el charco pasa a ser un gran obstáculo. Ese elemento que para un niño simplemente es placer para un adulto (entendiendo a éste como persona que tiene más edad) es un problema algo contra lo que protegerse e intentar controlar, dominar.

Tenemos la oportunidad de conocer y reconocernos, utilizando todos los adjetivos interiorizados como mecanismos de crecimiento y no de obstrucción. No es tarea fácil y a veces es doloroso. No obstante, también hay momentos de placer, alegría y amor donde nuestro autoestima crece y ocupa más partes, aportando armonía, flexibilidad y fuerza renovada.

Podemos encegarnos y evitar así visiones dolorosas, pero también podemos abrir bien los ojos, ser conscientes y entender esas defensas que construimos, en su momento, por supervivencia y protección, agradecer su función y reconocer su utilidad anterior.

No olvidemos que las murallas y defensas que construimos con el paso de experiencias, han protegido esa parte tan valiosa de todos nosotros, de los daños externos y las amenazas sentidas. Esa parte tan valiosa, es nuestra capacidad de reír y lanzarnos al charco, dispuestos a SENTIR. Si percibimos, de niños o de adultos, que esa sensación está en peligro, la resguardaremos lo mejor que podemos, quizás tan bien que ni reconozcamos actualmente la defensa.

Cada célula de nuestro cuerpo contiene conciencia y memoria. Todas las células están interconectadas al igual que la conciencia que contienen, formando nuestro todo o suma de partes. Cuando tomamos conciencia, permitimos que las sensaciones cambien, se modifiquen y así podemos seguir aprendiendo de ellas y de las emociones que les acompañan. Como si nuestras raíces, en vez de ahogarnos, pudieran extenderse en tierra fértil y alimentar nuestra potencia y nuestras relaciones con los demás.

Cuando una sensación corporal es escuchada, le damos espacio, le damos permiso para reducir su intensidad (una presión en el pecho, nudo en la garganta, espalda cargada,….) y así posibilitamos el encontrar nuestro centro y nuestra verdad en el aquí y ahora.

Como con los hijos: Si les damos espacio y escucha, frecuentemente pueden relajarse y mostrar sus partes más agradables y amorosas, con las que nos es más fácil conectar y vincularnos. ‘Un niño que chilla es un niño al que no se le escucha’

Nuestro cuerpo funciona igual, si no le escuchamos ha de chillar, se ha de tensionar, se ha de modificar para que tomemos conciencia.

La base para trabajar con el cuerpo es el PERMITIR, permitir que se manifieste para que lo podamos ESCUCHAR. María del Mar Albajar, maestra de Focusing, me enseñó el inmenso poder de cuatro palabras: ‘Es clar que sí’. ‘Claro que sientes esa presión, con el dolor que albergas’, ‘Claro que sí, te sientes muy herida’, ‘Claro que sí, te pesa mucho la responsabilidad’….

Como adultos, siento la importancia y lo saludable que es navegar entre nuestras sensaciones externas e internas. Es decir, seguir en contacto con las sensaciones externas, de nuestras relaciones con el mundo exterior y a la vez escuchar las sensaciones internas, acogiéndolas y permitiendo su expresión. Cuando no existe esta correlación corremos el riesgo de suponer que el mundo nos debe, que no somos responsables, o al contrario, de encerrarnos en nosotros obviando las sensaciones externas, escudándonos detrás de las defensas ya en desuso, imposibilitando el crecimiento, superación y mitigación de las cargas que soportamos todos (experiencias, introyectos, dogmas, herencias….)

La conexión, entre todas nuestras partes corporales, forma una estructura como una tela de araña, donde pueden haber hilos más fuertes, más débiles, dañados, rotos, incluso inexistentes. Para seguir atrapando todos los placeres de la vida cada uno de esos hilos tienen su responsabilidad e importancia.

Las herramientas que nos ayudan a tomar conciencia nos tutelan y acompañan en la reconstrucción, reparación, remiendas de nuestra propia tela de araña para volver a atrapar esos placeres tan sutiles y a la vez tan gratificantes, como chapotear en un charco. Nuestra es la responsabilidad y nuestro será el placer.

Cuidemos a nuestros niños interiores para enseñar a y aprender de nuestros hijos.

‘Opto por darle, a mi niña, más espacio dentro de mi cuerpo, con la envoltura de adulta responsable y consciente!‘ Caroline Copestake

Todas las tradiciones del mundo han dado una gran importancia a la respiración, tanto a la forma correcta de respirar como a la elaboración de técnicas para entrar en estados expandidos de conciencia. Por lo general, nuestra respiración no es lo satisfactoria que debiera ser y sin oxígeno y prana, el cuerpo no metaboliza óptimamente, disminuyendo el tono vital y generando enfermedades

La respiración es el filo de la navaja entre lo psicoemocional y el cuerpo físico. Un bloqueo en un lado incide en el otro, por eso debemos conocer y controlar nuestro proceso respiratorio.

EL ENFOQUE DE LA MEDICINA PSICOSOMÁTICA: ENFERMEDADES PSICOSOMATICAS DEBIDO A UNA MALA RESPIRACIÓN

La Medicina Psicosomática tiene un enfoque bio-psico-social a la hora de contemplar el cómo enferma cada paciente. Este enfoque ya se daba en las medicinas antiguas,como en la medicina ayurvédica, medicina tradicional china, medicina tibetana y la medicina islámica, etc. en donde el cómo está configurada la personalidad o carácter y el modo de ser ahí en el mundo, afectará al organismoen lo saludable o en lo enfermizo. En última instancia, lo que hay más allá del síntoma de la enfermedad, -por ejemplo, acidez de reflujo por hernia de hiato-, y más allá de los rasgos negativos ointoxicantes del carácter, “chapapote”, es el espíritu (atman, ruh, ruah) el que está siendo velado, manifestándose la oscuridad y no la luminosidad del espíritu.

Como la respiración es el filo de la navaja, uno de sus lados, lo psicoemocional, afectará al otro lado, al cuerpo físico, formando una hipertonía muscular y contracturas musculares en el organismo en general y en el aparato respiratorio en particular, disminuyendo su capacidad respiratoria. Estos bloqueos de la coraza del carácter, muscular, emocional y energética están incidiendo en el origen y desarrollo de enfermedades psicosomáticas. El médico Rof Carballo decía del psiquiatra suizo MedardBoss, ser el pionero en occidente en exponer con claridad la medicina psicosomática. M.Boss, decía que “elegimos” cierta zona del cuerpo a enfermar. Así, podemos hablar de asma bronquial, hernia de hiato, colitis ulcerosa estreñimiento, flatulencias, malas digestiones cefaleas, trastornos cardiovasculares, estado vital bajo, cáncer de ovarios, de colon, de estómago, entre muchas otras enfermedades provocadas por los rasgos negativos de la personalidad.

PROCESO MECÁNICO DE LA RESPIRACION (LA INSPIRACIÓN)

El diafragma-émbolo –que tiene forma de cúpula- es el músculo principal de la ventilación pulmonar. Hace un recorrido de ocho centímetros en su descenso y ascenso. En su descenso se descupula lo suficiente provocando un vacío de presión en los pulmones lo que hace que entre el aire en ellos. La caja torácica es expandida por el diafragma y por media docena de músculos inspiradores.

Decía ChuangTzu hace2.000 años: “Los hombres verdaderos respiran profundamente desde los talones”. Podemos considerar el tronco como un cilindro o un cubo dividido en tres segmentos o anillos-360º grados cada uno-: segmento lumbo-abdominal, segmento diafragmático y segmento costo-clavicular. Estos tres cinturones, en su forma natural, tienen que estar relajados, con un nivel tónico apropiado y expandirse los tres al unísono desde el principio hasta el final de la inspiración. El anillo lumbo-abdominal debe estar lo suficientemente relajado para que el diafragma encuentre poca resistencia en su descenso.

El proceso inspiratorio sería como una flecha cuya punta desciende hacia la zona lumbar descendiendo el diafragma óptimamente, especialmente por su segmento posterior que inserta en las primeras vértebras lumbares -en su lado anterior o ventral se encuentra el hara o centro vital del ser humano-. Este segmento posterior es el que más puede descupularse.

He aquí la importancia de la cita de ChuangTzu, ya que al descender correctamente el diafragma hacia la zona lumbar, la transmisión de la onda descendente y expansiva se percibe fácilmente en la zona lumbar llegando hasta los talones. Respiración y hara en plenitud.

LA PSICOTERAPIA RESPIRATORIA OFRECE UN MODELO PARA VOLVER A LA RESPIRACIÓN NATURAL MEDIANTE EL DESBLOQUEO PSICOSOMÁTICO

Coraza caracterológica, cuerpo y respiración.
.El cuerpo es como un libro que lleva escrito la historia biográfica de la persona.
En principio, el cuerpo no es culpable de los avatares del carácter de la persona, siendo el carácter el mayor responsable de las enfermedades físicas, es a él a quien hay que pedir cuentas.
La formación del carácter viene dada por la educación o aprendizaje en la temprana edad, y por el sistema económico, político, social, psicológico, familiar, etc)
Por lo general, la respiración en el ser humano se ha ido restringiendo por los rasgos negativos del carácter, dando lugar a un poliedro de enfermedades psicosomáticas.

Diagnóstico y tratamiento de la respiración desde la Psicoterapia Respiratoria
El diagnóstico de cómo respira la persona se hace mediante el protocolo de la Psicoterapia Respiratoria, lectura corporal y palpación del cuerpo, fundamentalmente.
La persona, con la ayuda del instructor, se da cuenta dequé zonas de su cuerpo están más liberadas -siendo la respiración más correcta- o qué zonas están más restringidas –la respiración es más defectuosa. También se hace consciente de los conflictos psicoemocionales que subyacen en las diversas zonas del cuerpo que están somatizadas.

En el tratamiento se emplean ejercicios y posturas propias de la Psicoterapia Respiratoria, masaje descontracturante, reeducación corporal integral y proceso psicoterapéutico con catarsis liberadora.
El resultado es volver a la respiración natural amplia, libre y placentera y, por otro lado, al conocer la persona algo más el “chapapote” que recubre algunas facetas de su diamante (espíritu) y habiendo reducido o eliminado la intensidad del conflicto psicoemocional, el cuerpo será más libre de la tiranía de ego y, por tanto, la respiración será más fácil.

Al principio del tratamiento tiene que predominar la respiración voluntaria consciente, pues la musculatura implicada en la respiración puede tener cierta restricción de movimiento por la coraza muscular y hay que conseguir liberar al cuerpo de estas tensiones innecesarias.
El cuerpo, como todo ser vivo, es moviente, por lo que todos sus sistemas bien articulados –circulatorio, respiratorio, óseo, etc. están en una continua onda pulsante. El cuerpo puede tener contracturas musculares desde hace muchos años, por lo que no es fácil soltarlo y relajarlo tan fácilmente y que ese estado de tonicidad óptima permanezca en el tiempo. Por esto, el estiramiento corporal en la vida cotidiana da como resultado una mayor flexibilidad y funcionamiento del cuerpo. Pues bien, si esta idea la trasladamos a la mecánica de la ventilación pulmonar, a los músculos implicados en la respiración y, en especial al diafragma, tendremos que hacer “gimnasia respiratoria” según expresa la Psicoterapia Respiratoria para devolver a este sistema su nivel tónico normal.
Por ejemplo, si los músculos pectoral mayor y menor están acortados y contracturados porque la persona eleva los hombros y los echa hacia adelante, estos músculos tendrán reducida su capacidad paraelevar y expandir la caja torácica en la inspiración, pero al estirarlos y devolverles su postura natural mediante reeducación postural, entonces, restablecemos su funcionamiento correcto y natural. Qué decir acerca del diafragma-pistón, que por lo general, está “congelado” por culpa, entre otras emociones, de la rabia reprimida, miedo e inhibición. El diafragma, por su cara anterior, inserta en el esternón -zona del plexo solar, chakramanipura, centro del cuerpo humano, a esa altura está el diafragma, cuya parte más alta se conoce como centro frénico. Hay cierta correspondencia entre esquizo-frenia, división-mente, en donde la persona está escindida entre el principio de realidad y lo ilusorio. El diafragma separa la cavidad abdominal de la cavidad torácica, por
abajo la tierra, las “vísceras emocionales” y por arriba el cielo, las “vísceras del sentimiento más sutil”: el corazón nos remite al amor y los pulmones al espíritu.

Durante el tratamiento, y según se va devolviendo al sistema respiratorio su pleno funcionamiento, emplearemos cada vez más la respiración involuntaria consciente , “dejar que ello respire” que la respiración “se haga” por sí misma libre de contracturas musculares, etc, siendo plena cuando el cuerpo ha sido liberado de las tensiones musculares y reducido la intensidad del ataque de los dragones que atenazan su mente. A esta respiración liberada es a la que hay que llegar.

En definitiva, el modelo de la Psicoterapia Respiratoria consiste en hacer un diagnóstico psicológico y físico partiendo del patrón respiratorio de cada persona y devolverle su capacidad natural de respirar y un carácter más noble, entre otros beneficios.

El clown relacional guarda una distancia en la que escucha, percibe y destapa la comunicación no verbal de aquellos con los que interactuar permitiendo descubrir traumas y bloqueos.

Audi es la amiga clown de Aude, arteterapeuta. Nacida hace 7 años en Bélgica, en la primavera de 2010 visitó una residencia geriátrica cerca de las montañas de Girona. En las líneas que siguen podréis leer un escrito teórico de Aude sobre los fundamentos del clown relacional intercalado con algunas vivencias que Audi tuvo con varios ancianos durante aquella visita a la residencia. Las experiencias de Audi aparecen en letra cursiva.

El clown relacional pertenece a la familia de las “arteterapias”. Se trata de un arte de la relación, un arte de lo inesperado.
El clown desarrolla un saber ser, más que un saber hacer y busca sus recursos en la espontaneidad y la improvisación: eso le permite adaptarse de forma creativa, lúdica y sensible a la singularidad de cada uno sin aplicar una técnica sino una apertura del corazón.
El clown relacional/terapéutico nos invita a acoger y acompañar al otro en el instante con sensibilidad y disponibilidad dejándose tocar sin ser desestabilizado.

El clown permite abrir un campo posible en el entorno codificado de las instituciones. Permite el placer y la complicidad compartidos.
Estoy llegando a la residencia, el latido de mi corazón aumenta, hay un hombre en la entrada, cerca del jardín, sentado. Parece el guardián de la residencia. Me acerco lentamente, con suavidad. Me mira y sonríe con cariño, nos miramos… Un tiempo, una mirada profunda. Me coge las manos… ¡que emoción! Un momento mágico de dulzura y proximidad. Se levanta y me enseña desde lejos su huerto (que en realidad es del centro, pero que él cultiva)… “¡Impresionante!”, pienso. Lo quiero ver más de cerca. Me coge la mano y nos acercamos al huerto. Me lo enseña todo. Me siento ligera, haciendo un viaje y descubriendo un nuevo paisaje. Paisaje en el cual dos seres que se conocen desde hace 5 minutos están compartiendo un momento de complicidad.

Es fundamental para el encuentro con el otro que el clown se conecte con su presencia y calma interior, a través de la respiración, lo que permite la circulación de la palabra justa, para ayudar a que esta palabra no sea un poder obtenido sobre el otro sino un vínculo del corazón.
El clown puede quedarse callado al lado del otro, estar en el aquí y ahora simplemente.

Se da cuenta de lo que provoca en los demás y recibe el estado del otro guardando una distancia justa.

Aceptar que entre yo y el otro haya una distancia límite, que no se puede traspasar, la cual es el reino del reconocimiento del otro en su diferencia (alteridad), un reino en el que no se entra. Más allá de esta distancia, el otro puede retroceder, huir de la relación…

Veo a una mujer sentada, sola, en la mesa del comedor. Mira sus manos y se queja. No me ve. Yo la veo dentro de su mundo, aislada de su entorno. No quiere mirarme. Me siento a su lado, respiro, espero y nada… Nada… No me mira, se cierra aun más. Empiezo a jugar con una pelotita en la mesa, yo tengo ganas de jugar con ella. No hace nada, pero el llanto de su queja se detiene y va mirando la pelota que hace su baile en la mesa. Estoy viviendo un momento de interacción con esa mujer, interacción sin palabras, sin mirada, pero con un inmenso respeto por lo que ella vive…

El estado del clown es un estado paradójico. El clown es un funámbulo entre la espontaneidad, la soltura del niño y la consciencia del adulto.
Con el clown es posible re-encontrar los miedos de la infancia, la violencia de la soledad, la rabia de la falta de amor, y ser acompañado con sensibilidad y respeto, más allá de las palabras… El estado del clown… es también escuchar palabras sin sonido.

Me acerco al porche de entrada del edificio. Veo a un hombre salir. Tiene la mirada hacia abajo y se apoya en el brazo de la cuidadora que le acompaña. Se para, me mira y sonreímos. Me toca el brazo y con la ayuda de su acompañante empieza a cantar. ¡Que alegría siento! Me entran ganas de bailar. Me coge el brazo y yo cojo el suyo. Siento el calor de su mano…

Supe que unos días después del encuentro con el clown algunos ancianos se enfadaron. La intensidad de algunos encuentros con los residentes produjo sellos y despertó quejas. El clown puede ser un revelador de las frustraciones que existen en el fondo. Podemos citar el ejemplo de una mujer que se enfadó porque Audi no le regaló la cajita de música que tuvo entre sus manos un rato. Protestaba porque Audi había hecho regalos a dos residentes (pues era su cumpleaños) y a ella no.

El encuentro clown con las personas ancianas desarrolla una comunicación auténtica cultivando momentos de intensidad y placer compartido, verbal y/o no verbal. La presencia del clown muchas veces crea un clima de confianza y de intimidad que puede provocar revelaciones, detalles compartidos muy personales. Tiene también un efecto dinamizante y de conexión con la vida.
Al fondo de la sala común hay una mujer sentada. Me acerco a ella. Por alguna razón extraña al aproximarme a esta mujer me siento arropada, en confianza, tranquila. Me siento a sus pies y la miro, nos miramos, sus ojos me atraviesan. Me cuenta que conoce muy bien París, que su primer amor era francés pero tuvo que dejarlo y regresar a España por la guerra. Me conmueve su relato. Hay una mezcla de nostalgia y a la vez de alegría al hablar sobre este momento de su vida. Veo una mujer guapa, joven, femenina. Me encuentro bebiendo sus palabras como un niño a quien se le cuenta un cuento…

La posición: el clown suele tener una posición baja, con las rodillas un poco flexionadas. Es una posición que sugiere humildad y humor. Aporta una mirada desdramatizante sobre los dramas de la vida.

El clown relacional cobra todo su sentido al tratar con personas que no tienen la capacidad de relacionarse de forma convencional o que la tienen alterada o modificada. El tipo de personas con quienes es difícil comunicarse con las palabras.

El clown es el maestro de la comunicación no verbal. Utiliza el lenguaje del cuerpo, de las emociones, de las relaciones lúdicas con la ayuda del juego y del humor. Busca recursos en el tacto, la mirada, la expresión de la cara, la voz… Considera otros niveles de comunicación y se encuentra con este tipo de personas con una mirada diferente, nueva, y simplemente se entrega al placer del encuentro.

Después de una hora de encuentros, siento que el hilo entre Aude y Audi se hace más débil. La cabeza de Aude empieza de nuevo a luchar para obtener el poder sobre el sentir y las emociones de Audi. Toca a la puerta el juicio, la búsqueda de resultados y siento con mucha tristeza que Audi se va alejando… De repente la cocinera propone a Audi tomar algo… Unos crepes. “¡Uala!”, piensa Audi, que sale de la cocina después de comer para encontrarse con más ancianos. “¡Que bien!”, el momento de descanso en la cocina me permitió volver a la superficie, descansar y disfrutar debido al cuidado que recibí en la cocina.

Sobre la nariz del clown: la nariz es un código cultural que conecta específicamente a las personas ancianas con el mundo de la infancia, la fiesta, la risa y la alegría.

Es también un código estructurante que permite dar un encuadre a un principio y un final de un encuentro clown.

Es importante subrayar que el clown relacional desarrolla relaciones basadas en el respeto, excluyendo todo tipo de infantilización. Abre una relación positiva de adulto a adulto compartiendo un nivel de comunicación basado en: la autenticidad emocional, la espontaneidad, la alegría compartida y el humor dejando que emerja en cada uno el niño libre que hay en cada adulto.