Tag: Terapias Complementarias Barcelona

¿Te suena familiar ?

No tengo tiempo, no puedo,

si lo hago me odiarán,

no se como hacerlo,

siempre tengo mala suerte,

no vale la pena, no es el momento,

ya es tarde,

me faltan recursos económicos …..

Estas son las excusas mas frecuentes. Romper la rutina cuesta,

pero no es imposible.

Cuando digo : no tengo tiempo, significa muchas veces, no tengo ganas o no
es suficientemente importante para mí. Un día el tiempo ya no te tendrá.
Solo tenemos control sobre lo que se hace dentro de este tiempo, pero no
podemos controlar el tiempo.

Doy prioridades a cosas que me son familiares y salir de esta „comodidad“
requiere disciplina, no viene regalado.

A veces lo comparo con la tabla de multiplicar, hay que aprenderla de
memoria, no hay otra opción.

Lo mismo pasa con la rutina, hay que poner voluntad, solo no va a cambiar
nada.

Otra excusa que escucho con frecuencia es : No puedo.

Un „ no puedo“ es a menudo un „no quiero“.

¿Realmente lo has probado suficientemente?

¿Has pedido ayuda?

¿Te has informado bien?

Todos hemos aprendido de andar, aunque nos hemos caído cientos de veces y
nunca nos ocurrió decir: no lo voy a lograr, lo dejo! No! lo hemos intentado
una y otra vez , hasta conseguirlo.

La motivación es algo esencial. Hay que rodearse también con gente motivada
y disciplinada que apoyan tus visiones. Es casi imposible cambiar, cuando tu
entorno no cree en ti y te ponen trabas constantemente.

Las resistencias al cambio, también tienen que ver con:

¿Que van a pensar de mi? Es muy egoísta hacer lo que quiero, o no puedo
defraudar a los demás!

Todo esto son creencias que te frenan.

¿Te pones en tu vida siempre al final de la cola? ¿ Te parece que los demás
son mas importantes que tu? Si piensas así, entonces esto tiene un precio,
cuando no hacemos lo que sentimos, crece la frustración y la rabia. Es como
si llenaras un barril con esas emociones negativos y un día, menos esperado
reaccionas totalmente incontrolado, que al final te causa justo estos
problemas que querías evitar.

 

La opinión que tienes de ti misma se refleja en la gente de tu entorno. Si
puedes verlo así, se convierte en una gran ayuda. Entiendes que la gente que
te rechaza te pone en contacto con tu propio rechazo hacia ti.

Te abre una puerta hacia la libertad, porque de repente ya no te sientes
víctima o que no puedes hacer nada para cambiar tu vida.

 

Así que rompe tus reglas, sal de tu „zona de confort“ y prueba nuevos
caminos.

Si necesitas ayuda ponte en contacto conmigo.

“Puedes tocar la eternidad en el momento presente y el cosmos en la palma de tu mano”
Thich Nhat Hanh

El Mindfulness es un camino que nos conduce hacia nosotros mismos, abriéndonos a la vida, al corazón pleno, mediante el cultivo de la Atención, la Observación y la práctica de la Meditación. Desarrolla en nosotros la comprensión y la sabiduría, el arte de vivir conscientemente el aquí y ahora sin juzgar, con apertura, amabilidad y amor. Sentir el momento presente, dejar que la vida nos penetre, conectar con nosotros mismos, el mundo… en el instante. Aprender a observar nuestras acciones, nuestros pensamientos, emociones , nuestras reacciones… nos despierta a una Conciencia más amplia, espaciosa y sabia… extendiéndose a toda nuestra vida. Así podemos apreciar la riqueza, la grandeza y el esplendor de nuestros momentos presentes. Así entramos en contacto con nuestras posibilidades, la capacidad coherente y creadora de nuestro pleno potencial.

Dejar de funcionar con el piloto automático de nuestra mente para actualizar el piloto manual, nos ayuda a ver las causas, los efectos y la interconexión de todas las cosas.

La Meditación es estar dispuesto a escuchar con atención tu propia voz, tu propio corazón, tu respiración. No se trata en expulsar ni luchar contra tus pensamientos. Se trata de darles espacio, observarlos y dejarlos ir. Es permitirte estar donde estás, presente para ti, aquí y ahora. Meditar es ser testigo imparcial de ti mismo, de tu propia experiencia, sin tener que ir a ningún lado, sin esperar nada mejor, ni hacer nada especial. Permitirte ser, en ese instante.

Mindfulness es apertura, aceptación, escucha y soltar. Mindfulness es llegar a ser uno mismo y dejar de ser lo que uno no es. La atención Plena nos ayuda a entrar en contacto con las plenitud de nuestro ser por medio de la autoobservación, la autoindagación y la acción atenta.

Nuestro cuerpo es un campo de entrenamiento perfecto. Está siempre con nosotros. Nuestra respiración es la gran maestra y a la vez esa doctora que nos estabiliza ante una conflicto, una tormenta emocional. Nuestra respiración es un soporte excelente, el aterrizaje directo al momento presente, el eficaz anclaje al aquí y ahora, la maestra para aprender el cultivo de nuestra atención y observación.

Nuestra vida, la vida…transcurre en el ahora, en cada nuevo instante.

Observamos el cuerpo, el funcionamiento de la mente, nuestras emociones fluctuantes… y así nos damos la posibilidad de conocer y saber que nos sucede, comprendernos, acogernos y liberarnos.

“Tu Conciencia es un espacio inmenso en el que vivir”
Jon Kabat-Zinn

A cada instante se nos ofrece la oportunidad de despertar, de volver a nacer.
Ser amables, bondadosos despierta nuestra compasión, nuestro amor innatos. Esta es una condición esencial para establecer contacto con nosotros. La expansión y apertura de nuestro corazón nos conecta con la alegría inherente de vivir.
Mindfulness despierta nuestra conciencia, la cual permanecía dormida y aparentemente ausente. Confiar, en la vida, en el propio potencial interior.

“Sólo amanece el dia para el que estamos despiertos”
Henri David Thoreau

Despertar al ahora, amarnos a nosotros mismos, sanar nuestra percepción y cambiar nuestras lentes borrosas para ver la realidad con una nueva mirada, unos nuevos ojos de la mano de nuestra Conciencia sin alejarnos de nuestro cuerpo, nuestra respiración y de este corazón que entre todos compartimos en el momento presente.

“El verdadero viaje al autodescubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en mirar con ojos nuevos”
Marcel Proust

No somos nuestros pensamientos, nuestras emociones ni nuestro dolor. Ese es nuestro camino, nuestro viaje hacia el encuentro de nosotros mismos. Cada instante es un nuevo paso hacia ese destino interior, hacia la liberación del sufrimiento desde la conciencia del momento presente.

Fuente Aquí

Jorge Bucay.
Un rey fué hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.
El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa.
La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una Fresa, floreciendo y más fresca que nunca.
El rey preguntó:
¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?
No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresas. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: “Intentaré ser Fresa de la mejor manera que pueda”.
Ahora es tu turno. Estás aquí para contribuir con tu fragancia. Simplemente mírate a tí mismo.
No hay posibilidad de que seas otra persona.
Puedes disfrutarlo y florecer regado con tu propio amor por tí, o puedes marchitarte en tu propia condena…

Por Joana Garcia- Educadora de Visión Natural-Método Bates

El Método Bates, un método para recuperar la visión creado por el Dr. W. H. Bates en los Estados Unidos hace casi cien años y bautizado inicialmente como método de ”Entrenamiento Visual o Mejora Natural de la Visión”. Este oftalmòlogo constató que la vista no es constante, es decir que fluctúa en función del estado físico y emocional de la persona. Después de numerosas investigaciones, diseñó un eficaz proceso educativo que es en realidad una disciplina holistica que ya ha ayudado a resolver problemas visuales de millones de personas en todo el mundo.

En que se basa?

Bates se dio cuenta que la gente que tenía problemas visuales, usaba los ojos de una forma distinta, observó sobre todo que los ojos no se movían (mirada fija), que había tensión excesiva en los músculos extraoculares y que también faltaba centralización. Los tres principios básicos son:

1 Movimiento
Un ojo que ve bien es un ojo que se mueve, pues esta es la naturaleza del ojo. El ojo normal se mueve continuadamente, realizando los llamados movimientos sacàdicos, que son muy rápidos e involuntarios. Pueden llegar a ser de la orden de 60 mov/sg. Si estos movimientos se ralentitzan, perderemos nitidez, aumentará la borrosidad.
2 Relajación
Para poder hacer todos estos movimientos, el ojo tiene que estar relajado. Son dos funciones que se retroalimentan. Sin relajación, no hay bastante movimiento y viceversa. Hoy en día con el uso abusivo que hacemos de los aparatos electrónicos (ordenadores, teléfonos móviles, TV, etc.), los ojos trabajan en exceso y no se relajan. Pensamos que cuando vamos a dormir se relajarán, pero no es así. Hay que poner conciència y voluntad en la relajación.
3 Centralización
El ojo tiene capacidad para ver nítido sólo en un lugar muy pequeño de la retina, la fóvea centralis. Cuando enfocamos una cosa que está en linea con la fóvea, podremos ver esta cosa o parte de la misma de forma nítida y es lol que denominamos visión centralizada. Todo lo que se proyecte fuera de la fóvea, se verá borroso y es lo que se llama visión periférica. La percepción de ambas visiones, centralizada y periférica simultáneamente, es un sintoma del buen uso de los ojos.

Consejos prácticos para usar los ojos de forma natural

  1. Parpadear: El simple hecho de parpadear a menudo, es un magnífico hábito para mantener los ojos hidratados y para evitar la “fijación”. Hace falta que sea un parpadeo suave, como el batido de las alas de una mariposa, de forma que si ponemos las yemas de los dedos a los templos, no tenemos que notar ningún movimiento. El parpadeo es producido sólo por los músculos de los párpados.
  2. Percepción de la periferia. Siempre que estamos enfocando algo, podemos percibir esta cosa más nítida que el resto, pero igualmente, somos capaces de captar con nuestra visión periférica todo el que hay alrededor aunque no podemos ver muchos detalles. Esta capacidad de nuestra visión es fundamental para mantener la vista en buen estado. Consiste al tener siempre presente todo nuestro campo visual de una manera jerárquica, es decir, viendo más nítido aquello que estoy enfocando y más borroso el resto.
  3. Percepción de la periferia en movimiento. Es el mismo principio de antes, pero en vez de percibir la periferia de forma estática, la percibimos cuando estamos en movimiento. Si estamos presentes, podemos captar como si fuera el entorno quien se mueve y no nosotros. Muy fácil de percibir cuando vamos en coche o en tren, pero también cuando andamos, o simplemente cuando hagamos movimientos con la cabeza. Todo esto enriquece mucho la percepción visual y despierta el interés para mirar las cosas y los detalles. Además, reeduca al cerebro a ampliar sus  registros visuales.
  4. Relajación: Fundamental para poder captar todo el que hemos hablado. Siempre tenemos que tener los ojos relajados y esto hace falta reaprenderlo  con voluntad y constancia. Nos cubriremos los ojos con las manos y descansaremos en la oscuridad y el calor que nos aportan. Hacer esto tantas veces  al día como sientas que tus ojos lo necesitan.

Los próximos Miércoles 6 y Jueves 7 de Noviembre en Essència descubriremos el poder del Clown como terapeuta, como catarsis para el encuentro con uno mismo y con los otros. No será un aprendizaje para ser clown sino una búsqueda del clown interno, aquél que nos permitirá aprender como somos, dar voz al niño herido, tímido, alegre o con rabieta que cada uno ha sido.

Gracias a los juegos e improvisaciones de nuestra terapeuta Aude Plancke Le Meur profundizaremos, siempre cogidos de la mano del humor, a descongelar aquello que nos mantiene atrapados.

Para saber más sobre Aude y el Clown Relacional
No os lo perdáis!

Os esperamos en Sant Just Desvern (Ramón i Cajal número1)