Haz de tu vida una victoria

La regla principal para un buen estilo de vida yóguico es ser consciente, cultivar la moderación y comprometernos a presentarnos ante nuestra conciencia superior a través de la meditación y el estudio. Esto nos conducirá a un estilo de vida vital, expresiva y victoriosa de amor, servicio, autoestima y felicidad.

Kundalini Yoga nos da acceso al almacén de recursos creados en nuestro cuerpo y mente. El cuerpo es el instrumento a trvés del cual nosotros recibimos nuestras experiencias tangibles. Si lo tratamos con respeto y cuidad, somos mucho más capaces de experimentar y dirigir nuestra vida eficazmente.

Nuestra conciencia, compromiso y entrenamiento son deficientes con frecuencia, de manera que actuamos y experimentamos el cuerpo y la mente de modo menos sensibles que como realmente son. Comemos erráticamente y, frecuentemente, muy mal. Nos dormimos tarde y despertamos tarde. Nuestro mal trato ocasional desarrolla malos hábitos crónicos. Nos enfermamos,  perdemos el equilibrio, de manera predecible y poco fiable, incluso, para nosotros mismos.

Una práctica regular de Kundalini Yoga nos pone en contacto con nuestras capacidades “más altas”. Se vuelve más fácil tratarnos bien. Comemos con moderación, dormimos con moderación, nos ejercitamos con moderación: creamos un equilibrio y bienestar.

RELÁJATE PARA DORMIR:

La siguiente rutina puede ayudarte a conciliar el sueño más rápidamente, dormir más profundo y asegurar un sueño más rejuvenecedor.

  1.  Ejercicio. Haz algo de yoga y meditación para ayudad a relajar el cuerpo y procesar el estrés del dia.
  2. Nada de comidas pesadas. Es más cómodo para el hígado y la digestión no ingerir comida pesada por la noche y cenar al menos dos horas antes de ir a la cama. Tampoco es buena idea ir a la cama con hambre, esto puede despertarte a media noche.
  3. Realiza tu rutina de baño. Vacia la orina. Cepilla tus dientes, limpia la mucosa.
  4. Lava tus pies con agua fría. Frótalos y masajéalos con aceite de almendras o similar.
  5. Bebe un vaso de agua.
  6. Tu cama. Para la columna vertebral y para un sueño adecuado es mejor utilizar una cama firme y ropa de cama de algodón o fibras naturales. La mejor posición de la cama es de este a oeste.
  7. Acostado sobre tu espalda respira largo y profundo. Suelta, relájate conscientemente.
  8. Gírate sobre el lado derecho mientras te relajas para dormir, a fin de que estés respirando a través de la fosa nasal izquierda, lo que trae un efecto refrescante y calmante al cuerpo y al cerebro. También relaja el corazón, y deja el estómago y el intestino delgado se drenen a medida que te duermes.

SAt NaM!

Comparte con: