La Relajación en Kundalini Yoga

Relájate y dedícate a controlar la respiración; con cada inhalación notarás como te invade la energía, y cada vez que exhalas el aire eliminas la energía gastada, viciada.

En este primer artículo hablaremos sobre la relajación, su importancia en los ejercicios del Kundalini Yoga, ya que nos permite la circulación de los cambios de las glándulas, integrar los patrones emocionales y mentales, descubriremos algunos trucos para conseguir relajarnos y cómo nos ayuda en la práctica de nuestras kriyas.

SAT NAM!
La relajación es una parte importante del ritmo del ejercicio y del cambio en Kundalini Yoga. Nos sirve para varias funciones:

  • Rejuvenecimiento.
  • Integración de un nuevo patrón después de romper uno viejo.
  • Creación de un ritmo o pulso de energía.
  • Concentración.
  • Alivio del estrés.

En las clases regulares de kundalini yoga la relajación se hace sentándose tranquilamente con la mente enfocada en un punto, o tumbándose entre los ejercicios. A menudo el esquema es de 1-3 minutos de relajación entre cada 3-4 ejercicios. La kriya (serie de ejercicios) entera, vendrá seguida por un descanso profundo de 10-15 minutos.
En kriyas más avanzadas en el uso de la relajación hay muchas más variaciones. Algunas veces no hay relajación entre ejercicios, sólo pausas de 10-30 segundos. En otras ocasiones hay unas o dos relajaciones de 15 minutos o “Sueños Yóguicos” que se llama Yoga Nidra.

El estado psicológico y neurológico de un practicante después de cumplir con una kriya de kundalini yoga es elevado. Es la fisiología del despertar y de la conciencia. Por lo tanto la relajación es un momento en que el practicante distribuye las energías, permitiendo la circulación de los cambios de las glándulas y la integración de los patrones emocionales y mentales. Esto sucede automáticamente como resultado de las kriyas. La relajación es a menudo una parte muy integral de este proceso y está concebida algunas veces como un “descanso total”, o como una difusión sistemática del cuerpo.

RELAJACIÓN POR PARTES
La relajación sirve para “relajar” los patrones rígidos en los músculos y en el flujo de la sangre. Una manera de llevarla a cabo es :

  • a) concéntrate en una área corporal,
  • b) contrae esa área con fuerza,
  • c) mentalmente ordena su descanso diciendo “relájate” o “suéltate” o “ Sat Nam” mientras sueltas los músculos,
  • d) progresivamente sube por cada área,
  • e) combina contracción y relajación de forma equilibrada,
  • f) suéltate totalmente, no hagas movimientos, tan sólo permanece tumbad@ sobre la espalda (postura savasana).

Ejemplo relajación profunda:

  • Échate de espaldas.
  • Cierra los ojos.
  • Descansa los brazos a los lados del cuerpo.
  • Vuelve las palmas de las manos hacia arriba.
  • Junta los talones.
  • Encoge un poco la barbilla y estira la nuca.
  • Estírate de pies a cabeza en línea recta.

Relájate y dedícate a controlar la respiración; con cada inhalación notarás como te invade la energía, y cada vez que exhalas el aire eliminas la energía gastada, viciada.
Desplaza luego mentalmente hacia los dedos de los pies el proceso de la respiración. Imagina que absorbes la energía por las puntas de los pies infundiendo en ellas nuevas fuerzas. Al exhalar eliminas toda la energía consumida por los dedos de los pies, y con ella todas las tensiones acumuladas en esa región de tu cuerpo.

SAT NAM!

Comparteix amb: