UNA VIDA SIN MIEDOS

Cuando escuché hablar por primera vez de la EFT( Emotion Freedom Techniques) Técnica para la Liberación Emocional, supe que era lo que desde hacía tanto tiempo andaba buscando: una terapia eficaz, fácil de aplicar y, sobre todo, que no crease una dependencia del terapeuta.

La técnica para la liberación emocional nos permite encontrar el cortocircuito que se provoca en el sistema energético y desbloquearlo una forma científicamente demostrada de superar miedos y traumas.

Qué es la Psicología Energética.-

Hace unos 5000 años los chinos descubrieron un sistema energético en el cuerpo: los meridianos.
Los meridianos son canales por donde circula la energía vital, una energía que
recibe distintos nombres según las culturas: en India lo llaman “prana”, en China “chi”, los kahunas hawaianos “mana” y los japoneses ”ki”.
La psicología energética es una combinación de la acupuntura china y de la psicología moderna.
Albert Einstein, en 1920, manifestó que todo en el Universo es energía , incluso nuestro cuerpo.
Posteriormente, en los años 70 el científico Dr. Hiroshi Motojamas demostró la existencia de los puntos de acupuntura y el catedrático Dr. Hartmut Heine los confirmó en 1989, en las Universidad de Herdecke.
Estos descubrimientos, causaron sensación en el ambiente de la medicina tradicional.

En los años 80 el psicólogo Roger Callaghan descubrió la conexión entre los meridianos y los miedos.
El Dr. Callaghan hacía tiempo que tenía una paciente con fobia al agua, a la que no conseguía curar. Llevaba más de un año tratándola y no había conseguido progreso alguno. Pero después de asistir a un Curso de Kinesiología, aplicó sus nuevos conocimientos a su paciente.
Al utilizar la kinesiología para probar sus meridianos, se dio cuenta de que el correspondiente al estómago estaba débil. Una vez “activado” el meridiano, la fobia desapareció. Tanto el Dr. Callaghan como su paciente se sorprendieron del resultado, pero veinte años después, la mujer no ha sufrido ninguna recaída.

Callaghan siguió probando este método con muchas personas y de dio cuenta de que en el 80% de los casos, el meridiano del estómago estaba bloqueado. Cuando los pacientes pensaban en las causas de su miedo, notaban un nudo en el estómago, náuseas, ganas de vomitar o cualquier otra clase de malestar. Al desbloquearlo, se liberaban de sus miedos inmediatamente.

Era un descubrimiento revolucionario al que llamó TFT ( Though Field Therapie).

En los años 90, Gary Craig, discípulo de Callaghan, simplificó el sistema, haciéndolo aun más fácil, rápido y eficaz. Lo llamó EFT, que significa “Técnica para las liberación emocional”.
Craig trató y ayudó a muchos veteranos que Vietnam que padecían graves traumas de la guerra y que no habían podido superar con la psicología tradicional, Este trabajo está documentado en un vídeo.

Como funciona el método EFT.-

Cuando una persona sufre una situación en que la que pasa miedo, se bloquea un canal de los meridianos, provocando un “cortocircuito” en el sistema energético. En la psicología tradicional se trata el estimulo que causa el miedo y el origen del “trauma” y no se considera el bloqueo energético, que según la psicologia energética, provocan estos miedos.
El método EFT ayuda a desbloquear los meridianos y el miedo desaparece.

Hoy se sabe que los pensamientos producen una reacción química en el cerebro, que se pueden medir con el EEG. El simple hecho de recordar una situación, hace reaccionar emocionalmente lo que provoca un cambio neuronal en el cerebro.
La capacidad del cerebro de cambiar su estructura según su actividad, se llama Plasticidad Neurológica.
El Dr. Joaquin Andrade, en los años 90 realizó en once clínicas de Estados Unidos , un importante estudio en el que analizaron a 31.400 pacientes.

Los colaboradores de las clínicas tenían sus dudas en la eficacia de este método, pero a pesar que no tuvieron subvenciones, el proyecto se llevó adelante.
En total participaron 36 terapeutas en un periodo de 14 años y se dividió el grupo de pacientes: unos fueron tratados con psicología tradicional y otros con psicología energética.
La psicología energética ganó en un 80% sobre el grupo que se trató con el método de la psicología tradicional. Además obtuvieron un100% de ventaja sobre el tiempo de tratamiento invertido.
En el año 2000 un equipo internacional trató a 105 victimas de la guerra de Kosovo. Eran personas que habían pasado por torturas, violaciones, que fueron testigos del asesinato de sus seres queridos y toda clase de vejaciones.
Absolutamente todos los pacientes se recuperaron y durante el seguimiento que se realizó, se pudo constatar que al cabo de unos años, todos seguían bien y que no hubo recaídas.

Cuando no funciona.-

Hay que admitir que algunas veces, la curación no se produce tan deprisa como nos gustaría.
Sigmund Freud acuñó el término “inversión psicológica” para definir a los actos que actúan contra nuestra buena voluntad. Todos hemos pasado por situaciones que queríamos evitar a toda costa, pero sin saber cómo, nos hemos encontrado haciendo o diciendo precisamente aquello que intentábamos evitar: puede ser una palabra en una discusión que sabemos que va a ser contraproducente, o comer algo que nos va a sentar mal, etc.
Es como un programa oculto que esta activo en nuestro inconsciente, y que impide que nos podemos liberar de nuestros miedos y emociones.

Hace un tiempo, tuve ocasión de tratar una señora con un problema de obesidad, pero el tratamiento no estaba dando el resultado esperado. Le pregunté si realmente quería adelgazar y ella me respondió irritada, que naturalmente quería perder peso y que por eso estaba allí.
Hicimos el test de la kiniesología y nos dio la clave de por qué el método estaba fallando: una parte de ella no quería adelgazar.
La señora quedó muy sorprendida, pero le expliqué que este fenómeno era bastante frecuente.
A tratarla averiguamos que tenía miedo de perder peso porque no quería gustarle a su marido. Era una forma de evitar las relaciones sexuales con él.
Los impedimentos suelen ser muy diversos. La gordura también se utiliza de manera simbólica como “protección”, creando una “distancia” entre el sujeto obeso y los demás.

Una vez se determina que el problema es de inversión psicológica, tiene fácil arreglo.

En algunos casos, muy pocos, son las toxinas las que no permiten superar los miedos o las depresiones.
Estas toxinas pueden tener diferentes orígenes: detergentes, vapor de gasolina, perfumes, pesticidas, cosmética, e incluso las que provienen de los alimentos.
A veces ocurre lo que se llama “ efecto barril”, que se produce cuando se consume gran cantidad de una determinada sustancia, por ejemplo, azúcar, maíz, alcohol , café etc. puede provocar una reacción alérgica.
Para averiguar de qué alimento se trata, hay que observar si sube el pulso o si uno se encuentra muy cansado después de la comida. Normalmente la persona intuye con claridad dónde se encuentra el problema.
Tuve un caso en el que el paciente recaía en la depresión, al cabo de algunos días. Le pregunté si había algo que consumiese en una cantidad fuera de lo normal y me contesto, que no podía resistirse al chocolate. Era incapaz de dejar de comer hasta terminar con la tabla.
Le pedí que dejara el chocolate durante unas semanas y la depresión desapareció. Ahora puede comer chocolate de vez en cuando sin problema. Además ella misma sabe cuándo se está excediendo.

Para que el tratamiento tenga éxito, es muy importante, atacar un problema muy específico. Si hablamos de ansiedad, algo muy común, es preciso localizar la causa de esa ansiedad.

En este aspecto, el papel del terapeuta es fundamental porque cuando tenemos que analizarnos a nosotros mismos, siempre evitamos llegar hasta el fondo de los temas que nos pueden ser más desagradables y dolorosos.
Pero con esta terapia, una vez desveladas las causas de los problemas, los pacientes pueden tratarse a sí mismos, sin ningún peligro.

En definitiva, podemos decir que la Técnica para la Liberación Emocional es un método rápido y eficaz, sin contraindicaciones, que nos ayuda a superar esos miedos que de alguna manera, limitan nuestras vidas.

Terapeuta en Psicología Energética
Claudia Köster

Comparte con: